Atletas que padecieron y murieron por anorexia y bulimia

1

 

 

 

 

 

 

La bulimia y la anorexia no sólo han causado estragos en la vida de modelos y celebridades. Los atletas, en especial bailarinas y gimnastas, son un grupo de alto riesgo y varias muertes entre deportistas han generado campañas de concientización para que las exigencias de bajo peso no terminen con la vida de otro atleta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Christina “Christy” Renee Henrich también murió a los 22 años por complicaciones por anorexia. Era una gimnasta de Estados Unidos que nunca dejó de sentir la presión por ser delgada. Tras su muerte la prensa decidió no incluir más comentarios sobre el peso de las gimnastas durante coberturas deportivas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este atleta olímpico, parte del equipo de remo de Alemania, ganó 8 medallas de oro pero perdió la batalla contra los desórdenes alimenticios. Murió en el 2001 por problemas respiratorios y excesiva pérdida de peso. Tenía 37 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Heidi Guenter fue una bailarina que comenzó a batallar contra la anorexia luego de que la compañía de ballet a la que pertenecía le pidió que bajara 5 libras. Heidi murió a los 22 años por complicaciones derivadas de su desorden alimenticio.

 

 

 

 

 

 

Tras la muerte de Christy Henrich, Cathy Rigby, otra famosa atleta de Estados Unidos, confesó que padeció bulimia por 12 años. Con el tiempo, Cathy se convirtió en actriz y ganó un premio por su actuación en Broadway.

 

 

 

 

 

 

La atleta Helga Brathen murió a los 29 años por complicaciones de la anorexia.

 

 

 

 

 

 

 

 

‘Tuve anorexia comenzado a los 19 años, y la enfermedad creció y creció, al punto que a los 33 me dio un ataque al corazón, confesó la sobreviviente Sorella Englund, ex bailarina principal del ballet de Dinamarca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta tenista ganó dos medallas de oro en las olimpíadas, mientras secretamente luchaba contra la bulimia, que comenzó, según ella por un estrés incontrolable.

 

 

 

 

 

 

 

Eva-Maria Fitze : a los 14 años esta patinadora alemana se convirtió en la más joven en ganar una medalla de oro en ese país, pero la lucha contra la bulimia hizo que su carrera no fuera tan exitosa como empezó.

 

 

 

 

 

 

 

La corredora británica Lucy Hassell perdió tanto peso por la anorexia que debió usar silla de rueda para trasladarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de cinco años de batallar contra la anorexia, la patinadora Jaime Silvertein decidió pedir ayuda. Dejó su carrera por un tiempo, para regresar rehabilitada y lista para competir en las olimpíadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Julie Palmer sufrió anorexia por varios años y solía comer sólo un plato de raisins al día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Kathy Johnson fue otra atleta que sufrió anorexia luego de uno de sus entrenadores le dijera que estaba demasiado gorda para ser gimnasta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jockey Laffit Pincay, nombrado como el Jockey más importante de Estados Unidos 7 veces, admitió haber padecido anorexia por varios años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Martina Eberl, una golfista alemana, padeció desórdenes alimenticios por más de 14 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

Megan Neyer, una clavadista de Estados Unidos, se retiró en 1988 y admitió que padeció bulimia por más de tres años. Regresó a la Universidad y se doctoró en ‘Counseling’.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mia St Johns, campeona mundial de peso liviano, luchó varios años contra la anorexia y otros problemas alimenticios.

 

 

 

 

 

 

 

La rusa Nadia Comaneci, conocida como la chica 10 por ser la primera gimnasta en lograr esa puntuación, reconoció haber luchado por años contra la bulimia y la anorexia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Nancy Kerrigan fue una patinadora olímpica que padeció problemas alimenticios por años. Algunas personas creen que todo comenzó cuando un atacante contratado la hirió en su rodilla para que no pudiera avanzar en su carrera. Nancy superó el incidente y volvió a patinar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Shea Ralph, una jugadora de básquet famosa, sufrió anorexia por mucho tiempo al punto que necesitó ayuda para levantarse de la cama.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Whitney Spannuth casi se queda sin participar de las olimpíadas por su extrema dieta. Durante dos años, esta corredora logró ganar casi haciendo ayudo, pero con el tiempo la enfermedad hizo estragos en su cuerpo.

You must be logged in to post a comment Login

http://bs.serving-sys.com/BurstingPipe/adServer.bs?cn=tf&c=19&mc=imp&pli=8509108&PluID=0&ord=[timestamp]&rtu=-1