Conecte con nosotros

Actualidad

La nadadora Mireia Belmonte supera la tendinitis y va por el oro en los Juegos de Río

La española, recuperada de la tendinitis en los hombros que la dejó fuera del Mundial, regresa a sus rutinas de esfuerzo y planifica el ataque a los Juegos Olímpicos.

Publicado

el

“Tienes un cuerpo y no puedes cambiarlo”, dice Mireia Belmonte. “Es lo que hay. Debes sacarle el máximo rendimiento. Yo tengo cosas que a lo mejor una chica de 1,80 no tiene, y viceversa. Puedes cambiar tu personalidad, puedes estar más fuerte, o más delgada, pero no puedes ser más alta y en vez de un 37 de pie tener un 45. ¡Ya me gustaría tener un 45!”.

La mejor nadadora española de todos los tiempos había llevado su cuerpo progresivamente al punto de rotura hasta el verano pasado. Hasta que sus hombros, sus tendones, los únicos tendones que tiene, comenzaron a dar muestras de agotamiento bajo el peso de una década de ciclos ininterrumpidos de pesas y brazadas. Fue una experiencia desconocida. El pasado verano, camino de cumplir 25 años, debió renunciar a los Mundiales de Natación de Kazán. “Siempre tuve dolores de hombro, pero nunca tan continuos”, dice. “Creo que el dolor para el deportista de élite es imprescindible. El día que no tienes dolor es raro. Tienes que sentir dolor físico porque tienes que poner tu cuerpo al límite a diario. ¡Y dolor mental! Dices: ‘No puedo más’. Pero tienes que seguir nadando y entrenándote. Tienes que levantarte a las 7.00. En el último año olímpico, antes de Londres, me acostaba exhausta y me levantaba igual. El sueño no me servía para nada. Sentía que no tenía fuerzas”.

Recuperada de la tendinitis, Mireia ha regresado poco a poco a sus rutinas de esfuerzo. Este fin de semana en la Copa de Ámsterdam conquistó cinco medallas de oro confirmando su vigencia como una de las mejores nadadoras del planeta. Ahora contempla los Juegos de Río con optimismo. Su entrenador, Fred Vergnoux, habla de una rehabilitación exitosa de la articulación más importante en el desplazamiento acuático.

“La tarea principal en la rehabilitación de los hombros de Mireia ha sido equilibrar la relación de fuerzas entre los músculos del pecho y la espalda, para que la articulación funcione bien”, explica el técnico. “Para que cuando ella se entrene o se mueva, el hombro no se descoloque. La morfología del nadador es muy atípica. A veces los pectorales están tan fuertes que tiran hacia adentro la cabeza del húmero y los hombros se caen. Para evitarlo hay que hacer un trabajo de fuerza específico con los músculos de la espalda, para que estiren los pectorales y coloquen los hombros en su sitio”.

Mireia ha seguido haciendo un trabajo de fondo en piscina y en seco con la fisioterapeuta”, prosigue Vergnoux. “Entre julio y agosto ha hecho recuperación y en septiembre hemos empezado a poner un poco de fuerza. La secuencia ha sido muy buena. Poco a poco está poniéndose más fuerte sin dejar de hacer dos sesiones de fisioterapia por semana, de tres horas cada una. La fisio toca todo: cabeza, cuello, boca, articulaciones, dedos, manos, gemelos, plantas de pies… Esto permite entrenar al máximo. El factor principal en el alto nivel es la recuperación. Si no, no se pueden optimizar los estímulos que tú presentes como entrenador. Ahora Mireia está haciendo todos los ejercicios que hacía antes de la lesión. Mi exigencia es que cada día la gente llegue dispuesta a hacer el mejor entrenamiento de su vida. Antes del Open de marzo tenemos proyectado hacer las cargas más grandes. Y pienso que cuando llegue la hora ella estará a tope”.

Incluso en sus peores días, Mireia se mostraba firme en el heterogéneo grupo de nadadores que peregrinaron con Vergnoux entre los Centros de Alto Rendimiento de Sierra Nevada y Barcelona en 2015. Pocas veces un deporte tan sacrificado como la natación enganchó tanto a una chica. Y pocas veces una española se afanó tanto en perseguir un oro olímpico.

“Sin las dos platas de Londres sería igual de feliz”, dice Mireia, mientras mastica unos macarrones en el comedor del CAR, “porque hago lo que me gusta cada día y disfruto. Pero a lo mejor sí que esa experiencia me hizo más segura. Me dio seguridad a la hora de competir y más hambre para conseguir más. Porque si hubiera ganado el oro me lo habría tomado todo con más calma. Pero al haber ganado la plata… Sobre todo en los 200 mariposa, donde el oro se me escapó en el último metro. Esa plata me da una motivación. Si hubiera ganado un oro, ¿qué más quieres? ¡Es como el triplete del Barça!”.

Los macarrones con tomate, plato fundamental en el grupo de Vergnoux, no parecen gran cosa. Pero Mireia los paladea con disciplinada satisfacción. Quejarse está prohibido cuando la meta es dolorosa. Soñar es imprescindible.

Mireia Belmonte,

El plan de Río 16, como el de Londres 12

Fred Vergnoux, el entrenador de Mireia Belmonte, se ha propuesto reproducir un plan de ruta parecido al que diseñó entre 2011 y 2012, y que dio como resultado las dos platas de los Juegos de Londres. “Hemos dividido la temporada en dos fases. Primero, de septiembre al Open de España, con un bloque grande de trabajo, y luego la puesta a punto hasta los Juegos. El primer bloque incluirá un entrenamiento específico de competición, para lo cual esta semana hemos ido a Amsterdam. Quiero que Mireia confronte buenas nadadoras a nivel internacional, ver cómo se comporta, qué plan de ataque tendrá para cada prueba, el análisis del calentamiento, la anticipación de las series. Es una construcción. Estoy siendo muy duro en estos meses porque es una inversión indispensable para aspirar a algo grande en Río. Este afinamiento es muy difícil. En el fútbol juegas dos y hasta tres veces por semana. En natación juegas dos veces al año: en el Open, donde buscas las mínimas, y en los Juegos, las medallas”.

“El volumen es alto en general”, prosigue el técnico. “Doble entrenamiento, seco y piscina, en mañana y tarde. El domingo 6 de octubre fue nuestro primer domingo de descanso desde el verano. Competiremos todos los fines de semana hasta el 24 de diciembre, y el domingo 27 nos iremos de concentración a Pretoria. Es un sitio en altura pero como en Sudáfrica es verano estaremos en una situación más parecida a Río. Un poco de calor es bueno para los chicos porque te permite entrenar en piscina exterior. Las piscinas cubiertas de los Centros de Alto Rendimiento de España son fantásticas pero los chicos enferman menos en la piscina exterior. En interior te afecta el cloro, el calor, te cuesta respirar, te constipas más… Luego volvemos a Sierra Nevada en febrero y hacemos la preparación específica del Open de marzo”.

“La idea del Open es colocar a Mireia arriba en el ránking mundial”, señala Vergnoux, “comprobar que has hecho una buena inversión y disfrutar de lo más bonito, que empieza en abril. Es una fase intensa. Procuras hacer en la mitad de tiempo todo lo que has hecho desde septiembre. Un poco de volumen, un poco de intensidad, buscar un par de competiciones de nivel máximo, probar sensaciones y volver a Sierra Nevada a la última concentración de altura en junio. Y después los Juegos. ¡Todo va muy rápido!”.

En el Open”, concluye el preparador, “Mireia nadará sus cinco o seis pruebas de siempre, incluso el 200 libre pensando en el relevo de 4×200. Si Mireia vuelve a nadar bien, en el 800 hay oportunidades. Eso no lo podemos descartar. Estoy convencido de que en 400 libre Mireia puede nadar por debajo de 4m 3s. Habrá que contemplarlo todo”.

Mireia Belmonte,1

Actualidad

Evelina Cabrera fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA

La entrenadora y co-fundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino volvió a ser noticia

Publicado

el

Evelina Cabrera continúa recibiendo distinciones por su ejemplo de vida y de superación. Luego de ser noticia por convertirse en la primera mujer en integrar el cuerpo técnico de un equipo masculino en México, la argentina fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, fue quien designó a la dirigente de fútbol y activista social Evelina Cabrera como Embajadora de Buena Voluntad por la Equidad en el Deporte de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Es un honor tener como aliada de la OEA a Evelina, quien lucha todos los días por la inclusión social y el empoderamiento de las mujeres y la niñez. Su ejemplo de vida inspira e inspirará a millones de niñas y niños y jóvenes en el Hemisferio para superarse utilizando como herramienta el deporte y así mejorar su calidad de vida y acceso a derechos”, dijo el Secretario General. “El deporte debe ser igualitario, y este objetivo se vuelve aún más importante en el contexto de pandemia, porque muchas mujeres, jóvenes y niños y niñas en situación de vulnerabilidad perdieron el acceso a la educación, a la salud, y otros derechos básicos”, agregó la entidad.

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Cabrera, por su parte, aseguró sentirse “muy feliz con este nombramiento”. “Es una gran responsabilidad que asumiré con mucho orgullo. Junto con la OEA tendremos la oportunidad de llegar a más niños y niñas en toda la región. El deporte es el reflejo de la sociedad. Todos los chicos y las chicas ven al deporte como un juego, pero también es una excusa para desarrollar otros temas que son tabú como la educación sexual, talleres de sensibilización de género, violencia doméstica, discriminación y muchos otras problemáticas sociales que sin el deporte fuera más difícil de hablar”, manifestó.

El trabajo conjunto de Cabrera y la Secretaría General de la OEA estará centrado en impulsar proyectos que cierren la brecha de género y fomenten la equidad en el deporte, anunciaron desde el sitio oficial.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Participar en muchas competencias seguidas, puede ser contraproducente

Publicado

el

Las carreras son eventos deportivos y sociales divertidos llenos de emociones. Muchas veces, la euforia de terminar una carrera, genera el deseo de querer participar todos los fines de semanas. Sin embargo esto puede ser contraproducente para el corredor si se exige más de la cuenta. Por eso hay que evaluar muchos factores a la hora de decidir en cantas competencias se quiere participar en el año.

Es esencial conocer el estado físico general, la resistencia y, sobre todo, y el enfoque que se le quiere dar a la carrera. Si uno quiere participar en una competencia de 10 Km como si fuera un fondo, como si fuera un entrenamiento, solo para correr un poco, entonces es una cosa. Pero si, por el contrario, si se busca dejar todo en la carrera e ir al máximo, la distancia entre dos carreras de hasta 10 Km es otra.

Trotar 10 Km es para muchos corredores una exigencia menor a un entrenamiento fuerte o el equivalente a un fondo rápido. Gran parte de los corredores hace fondos de 12 Km sin mayores problemas. Si uno quiere hacer una carrera a ese mismo ritmo, entonces no hay contraindicación alguna. Se puede hacer una carrera por fin de semana porque en realidad no se sentirá la diferencia. Tendrán hidratación, la medalla y mayor fiesta que en un entrenamiento solitario.

Tras ganar su medalla de bronce, Belén Casetta se la regaló a Santiago Maratea

Si por el contrario, se busca mejorar una marca por ejemplo, no se deben correr todos los fines de semana. Correr fuerte una carrera implica no solo un trabajo exigente en el día de la competencia, sino también una descarga en los días previos y una recuperación en los posteriores. Es cierto que es más sencillo recuperarse de un 10 Km que de distancias más largas, pero eso no significa que no haya desgaste en la competición de aficionados en los diez kilómetros.

Se deben dejar pasar, como mínimo, dos semanas sin competencias para recuperarse. Así que cada tres semanas, una carrera de diez kilómetros, para un aficionado, puede ser una distancia adecuada. Lo más aconsejable es no correr más de una carrera de diez kilómetros por mes. Además, correr demasiado seguido genera también entrar en una rutina que a la larga redunda en hartazgo. No solo por lo físico, en lo mental es movilizante la expectativa de la carrera, la preparación.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Tras ganar su medalla de bronce, Belén Casetta se la regaló a Santiago Maratea

La atleta marplatense le obsequió la presea que ganó en el Sudamericano al “influencer” que hizo posible el viaje a Ecuador

Publicado

el

Belén Casetta, atleta marplatense, ganó la medalla de bronce en el Sudamericano de Atletismo en los 3.000 metros con obstáculos en Ecuador, y en muestra de agradecimiento con la colecta que realizó el “influencer” Santiago Maratea para que todos los atletas pudieran ir a competir, le regaló la presea antes de regresar a Argentina.

A pesar de que Belén estaba dentro de la nómina de 17 atletas que el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) podía “costear” y no era una de los 33 deportistas que habían sido recortados por el acotado presupuesto garantizado, la marplatense apoyó desde el primer momento a sus colegas y ayudó a divulgar por redes sociales la colecta que encabezó Santi Maratea.

“Gracias por ayudar a todos los atletas a que puedan competir y representar a la Argentina, y también gracias a toda la gente que aportó su granito de arena, gracias de verdad”, expresó Casetta, atleta que tiene el actual récord sudamericano en su especialidad con una increíble marca de 9’25”99 logrado en el Mundial de Londres.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Belén Casetta (@belencasetta)

Por su parte, Santiago Maratea, además de encabezar la colecta para que los atletas argentinos puedan disputar el Sudamericano de Atletismo, también ayudó -con sus más de millón 700 mil seguidores- a que sus followers sigan a los 47 atletas a sus redes para que puedan conseguir sponsors, algo indispensable para que los deportistas continúen con sus sueños y representen al país.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.