Conecte con nosotros

Actualidad

Boca y River abrirán el primer Torneo Profesional de Fútbol Femenino de la AFA

Publicado

el

En la foto no salieron y casi nadie sabe quiénes son, pero el día de la transformación -este día- las tiene presentes. Se percibe su aura, la potencia de sus luchas, en algún lado del predio de Ezeiza están los goles maravillosos, las patadas para cuidar el resultado, las picardías en el vestuario que empezaron ellas. El primer partido del fútbol jugado por mujeres en la Ciudad de Buenos Aires ocurrió un 12 de octubre de 1923, en la antigua cancha de Boca, ahí donde hoy está asentado el barrio de Catalinas Sur, y las 22 jugadoras -las de los equipos Argentinas y Cosmopolitas– fueron las que empezaron a escribir esto que se concretó aquí.

El fútbol femenino es profesional desde que ayer se lanzó oficialmente el torneo que organiza la AFA, pero sobre todo desde que se sabe que a partir del primer minuto del primer partido que se jugará este 21 de septiembre próximo, por primera vez en la historia de la Argentina, las mujeres futbolistas serán consideradas como trabajadoras.

Macarena Sánchez dice que la bronca es su motor. Hoy tiene 27 años y está como si no tuviera nada que ver con esto que sucede. Fue la abanderada de esta conquista que raja la tierra, que rompe estructuras añejas. Cuenta que estos días, cuando reflexionó sobre este hito, se acordó de cuando era chica, de las veces que le dijeron “machona”, de la exclusión y la discriminación que vivió de parte de técnicos, de los clubes, de la propia sociedad. “Estamos intentando que las próximas generaciones no tengan que vivir todo eso”, dice, serena.

La bronca es su motor y eso que no sabe que después de aquel primer partido de 1923 las futbolistas se quedaron en la cancha para agarrarse a trompadas con el hombre que había organizado el partido, y que pretendía quedarse con todo el dinero de la recaudación, sin contemplarlas a ellas. Hasta aquí, la historia del fútbol femenino en el país fue eso: cientos, miles, quizá millones de memorias que pretendieron borrar. Quisieron dejarlas invisibles. Aniquilarlas del relato. Ocultarlas. “¿Mujeres que juegan al fútbol? ¿Quiénes son? Nadie las conoce”, les dijeron.

Fueron ingenuos. No contemplaron que el enojo acumulado cocina revoluciones. La opresión juntó a la causa. ¿Habrá sido la bronca el motor también de las que patearon en espacios públicos en La Plata en la década del ‘50 para seguir escribiendo esta historia? ¿O de las que jugaron el Mundial en 1971, le ganaron a Inglaterra en el estadio Azteca y estuvieron medio siglo en el olvido? Las grandes transformaciones tienen historias detrás. El semiprofesionalismo (llamemoslo así porque habrá contratos para algunas jugadoras pero no para todas) se logró por un caudal de luchas. Ahí figuran también las de las jugadoras de los ‘80, los ‘90 y los 2000, que enfrentaron prejuicios y violencias. Que usaron la ropa que descartaban los varones, que pusieron dinero de su bolsillo para pagar ambulancias y policías para que los partidos pudieran desarrollarse. Que se entrenaron a oscuras y en parques porque hubo clubes que les negaron derechos elementales.

El motor es la bronca de las miles de fotos que El Gráfico se perdió: mujeres invisibilizadas que protagonizaron historias y que llevaban -como llevan las de ahora- en los botines revolución. El primer torneo de la Era Profesional será televisado por la señal TNT Sports, que transmitirá hasta cuatro partidos por fecha, y tendrá sponsors privados. Contará con 17 equipos -16 de Capital y Buenos Aires; y uno solo del Interior, Rosario Central- y comenzará el 21 de septiembre con un superclásico: Boca y River se enfrentarán en la primera fecha. Este campeonato marcará el fin de la rutina de Sísifo para las jugadoras: se terminó eso de empujar todo el tiempo el destrato para ser consideradas. De remar una y otra vez. En enero de este año, hace sólo ocho meses atrás, ‘Maca’ Sánchez denunció a la UAI Urquiza, su ex club (ahora jugará para San Lorenzo) y a la AFA. Pidió ser considerada trabajadora.

Puso el cuerpo, alzó la voz, dejó el debate en la mesa. Y trabajó para concretar un deseo colectivo: el del fútbol feminista, disidente y profesional. La mejor sociedad que tuvo el fútbol en el último tiempo es la que conformó con el feminismo: movilización en las calles y en las canchas, para que las jugadoras también conquistaran derechos. Vaya quiebre. Hoy hay consenso social: ya no es maldito que una mujer juegue al fútbol. Ya no tienen sentido las agresiones, perdieron valor.

Las futbolistas de ayer, hoy y mañana saben que los calificativos de “machona”, “tortillera”, “Raulito” o “marimacho” son palabras que no hieren a nadie. Y que el mayor daño es para la persona que las enuncia. La bronca mutó también todo eso. Hay consenso y ellas son libres. Podrán verlas por televisión: se rasparán las rodillas, harán goles de chilena, se lesionarán, tirarán caños, revolearán alguna patada de impotencia, llorarán de tristeza por una final perdida, se les caerán las lágrimas al ganar un campeonato. Y al perderlo también. Putearán. Saldrán campeonas, serán ídolas. En la historia figurará que en la primera fecha Platense jugará contra Racing, el SAT con El Porvenir, Villa San Carlos con Central; que Gimnasia recibirá a Huracán, que San Lorenzo visitará a Lanús, y que Estudiantes hará de local ante Defensores de Belgrano-UBA. Que la UAI Urquiza iniciará la defensa del título ante Independiente, y que Excursionistas inicia esta Era con fecha libre. La cronología dirá, para hacer justicia, que el motor de esta pelea que se inició hace más de un siglo fue también el deseo: el amor por un fútbol que también les pertenece. NR

Fuente consultada: Página12

Actualidad

Estas son las Leonas que viajarán a Tokio para los próximos Juegos Olímpicos

Consta de 16 protagonistas además de seis reservas en caso de sustitución por lesión o Covid-19

Publicado

el

La Confederación Argentina de Hockey dio a conocer, a través de las redes sociales, la lista definitiva de Leonas para los próximos Juegos Olímpicos. La misma consta de 16 protagonistas además de seis reservas en caso de sustitución por lesión o Covid-19. Una mezcla entre experimentadas y nuevas promesas para las que a diez (de las 16) significa su primera citación olímpica. El listado completo es el siguiente:

1. Belén Succi (ARQ)

2. Noel Barrionuevo (DEF)

3. Agustina Gorzelany (DEF)

4. Valentina Raposo (DEF)

5. Valentina Costa Biondi (DEF)

6. Victoria Sauze (VOL)

7. Agostina Alonso (VOL)

8. Eugenia Trinchinetti (VOL)

9. Micaela Retegui (VOL)

10. Rocío Sánchez Moccia (VOL)

11. Sofía Toccalino (VOL)

12. Delfina Merino (DEL)

13. Agustina Albertarrio (DEL)

14. María José Granatto (DEL)

15. Julieta Jankunas (DEL)

16. Victoria Granatto (DEL)

Reservas

17. María Emilia Forcherio (DEF)

18. Sofía Maccari (VOL/DEL)

19. Clara Barberi (ARQ)

20. Bárbara Dichiara (DEF)

21. Constanza Cerundolo (VOL)

22. Cristina Cosentino (ARQ)

El DT Carlos Retegui buscará el equilibrio perfecto entre quienes tiene una trayectoria  larga como Noel Barrionuevo (3 JJOO), Belén Succi, Delfina Merino y Rocío Sánchez Moccia (2 JJOO); las que tienen una relativamente corta como Agustina Albertario y María José Granatto y la gran mayoría, que hará su debut en esta edición de los Juegos: Agustina Gorzelany, Valentina Raposo, Valentina Costa Biondi, Victoria Sauze, Agostina Alonso, Eugenia Trinchinetti, Micaela Retegui, Sofía Toccalino, Julieta Jankunas y Victoria Granatto.

Evelina Cabrera fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA

Pero la lista también incluye a seis suplentes, en caso de algún cambio a último momento por lesión, contagio de Coronavirus u algún otro considerable percance.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Evelina Cabrera fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA

La entrenadora y co-fundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino volvió a ser noticia

Publicado

el

Evelina Cabrera continúa recibiendo distinciones por su ejemplo de vida y de superación. Luego de ser noticia por convertirse en la primera mujer en integrar el cuerpo técnico de un equipo masculino en México, la argentina fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, fue quien designó a la dirigente de fútbol y activista social Evelina Cabrera como Embajadora de Buena Voluntad por la Equidad en el Deporte de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Es un honor tener como aliada de la OEA a Evelina, quien lucha todos los días por la inclusión social y el empoderamiento de las mujeres y la niñez. Su ejemplo de vida inspira e inspirará a millones de niñas y niños y jóvenes en el Hemisferio para superarse utilizando como herramienta el deporte y así mejorar su calidad de vida y acceso a derechos”, dijo el Secretario General. “El deporte debe ser igualitario, y este objetivo se vuelve aún más importante en el contexto de pandemia, porque muchas mujeres, jóvenes y niños y niñas en situación de vulnerabilidad perdieron el acceso a la educación, a la salud, y otros derechos básicos”, agregó la entidad.

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Cabrera, por su parte, aseguró sentirse “muy feliz con este nombramiento”. “Es una gran responsabilidad que asumiré con mucho orgullo. Junto con la OEA tendremos la oportunidad de llegar a más niños y niñas en toda la región. El deporte es el reflejo de la sociedad. Todos los chicos y las chicas ven al deporte como un juego, pero también es una excusa para desarrollar otros temas que son tabú como la educación sexual, talleres de sensibilización de género, violencia doméstica, discriminación y muchos otras problemáticas sociales que sin el deporte fuera más difícil de hablar”, manifestó.

El trabajo conjunto de Cabrera y la Secretaría General de la OEA estará centrado en impulsar proyectos que cierren la brecha de género y fomenten la equidad en el deporte, anunciaron desde el sitio oficial.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Participar en muchas competencias seguidas, puede ser contraproducente

Publicado

el

Las carreras son eventos deportivos y sociales divertidos llenos de emociones. Muchas veces, la euforia de terminar una carrera, genera el deseo de querer participar todos los fines de semanas. Sin embargo esto puede ser contraproducente para el corredor si se exige más de la cuenta. Por eso hay que evaluar muchos factores a la hora de decidir en cantas competencias se quiere participar en el año.

Es esencial conocer el estado físico general, la resistencia y, sobre todo, y el enfoque que se le quiere dar a la carrera. Si uno quiere participar en una competencia de 10 Km como si fuera un fondo, como si fuera un entrenamiento, solo para correr un poco, entonces es una cosa. Pero si, por el contrario, si se busca dejar todo en la carrera e ir al máximo, la distancia entre dos carreras de hasta 10 Km es otra.

Trotar 10 Km es para muchos corredores una exigencia menor a un entrenamiento fuerte o el equivalente a un fondo rápido. Gran parte de los corredores hace fondos de 12 Km sin mayores problemas. Si uno quiere hacer una carrera a ese mismo ritmo, entonces no hay contraindicación alguna. Se puede hacer una carrera por fin de semana porque en realidad no se sentirá la diferencia. Tendrán hidratación, la medalla y mayor fiesta que en un entrenamiento solitario.

Tras ganar su medalla de bronce, Belén Casetta se la regaló a Santiago Maratea

Si por el contrario, se busca mejorar una marca por ejemplo, no se deben correr todos los fines de semana. Correr fuerte una carrera implica no solo un trabajo exigente en el día de la competencia, sino también una descarga en los días previos y una recuperación en los posteriores. Es cierto que es más sencillo recuperarse de un 10 Km que de distancias más largas, pero eso no significa que no haya desgaste en la competición de aficionados en los diez kilómetros.

Se deben dejar pasar, como mínimo, dos semanas sin competencias para recuperarse. Así que cada tres semanas, una carrera de diez kilómetros, para un aficionado, puede ser una distancia adecuada. Lo más aconsejable es no correr más de una carrera de diez kilómetros por mes. Además, correr demasiado seguido genera también entrar en una rutina que a la larga redunda en hartazgo. No solo por lo físico, en lo mental es movilizante la expectativa de la carrera, la preparación.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.