Conecte con nosotros

Salud

Celulitis: por malos hábitos, aparece a edades cada vez más tempranas

La preocupación es cada vez más precoz por la mala alimentación, el sedentarismo y el adelantamiento de la menarca, entre otras causas. Cómo evitarla.

Publicado

el

Las mujeres que hoy tienen más de 60 años dicen que, en su juventud, una mujer con celulitis era la excepción y no la regla. Que podían llegar a tener celulitis quienes habían pasado por varios embarazos o quienes habían subido mucho de peso, pero rara vez las adolescentes. Los médicos que ya tienen décadas de experiencia lo recuerdan y por eso siguen sorprendiéndose cuando las ven llegar a sus consultorios preocupadas: chicas que, a los 12 o 13 años, ya tienen celulitis. El asunto es que, detrás de lo meramente estético, hay un trasfondo ligado a la salud: si la celulitis aparece a edades cada vez más tempranas es, en gran parte, por algunos hábitos de vida poco saludables que hemos adoptado las mujeres.

La celulitis depende de tres factores centrales: la genética (las hijas de mujeres que tienen celulitis tienen mayor predisposición a tenerla), las hormonas femeninas (por eso tienen celulitis las mujeres y las travestis que toman estrógenos, y no los hombres) y el estilo de vida (los malos hábitos de alimentación, el sedentarismo, entre otros).

¿Por qué estamos viendo celulitis en niñas desde los 12 años? “Básicamente, por el estilo de vida. Por un lado, por el tipo de alimentación: a diferencia de generaciones anteriores, donde se comía mucha comida casera y fresca, ahora se comen cada vez más alimentos procesados, enlatados y ensobrados, con muchos conservantes. También se hace menos actividad física: por cuestiones de seguridad, esas niñas salen menos a jugar al aire libre, como se hacía en las infancias de antes, y eso contribuye al sedentarismo”, explica la médica especialista en Endocrinología y Diabetes, Patricia Rodolfi. “A eso hay que sumarle el uso de tóxicos como el cigarrillo y el alcohol, que se empiezan a consumir a edades cada vez más tempranas, y la anticoncepción: hoy tenemos chicas que tienen vida sexual activa antes que en otras generaciones y por lo tanto arrancan más temprano a tomar anticonceptivos hormonales, que retienen agua e inducen a la celulitis”. A esto también hay que sumar el adelantamiento de la menarca (la primera menstruación), que genera una explosión de hormonas precoz.

Lo cierto es que cuando uno busca un tratamiento para mejorar el aspecto de la celulitis, se encuentra con varias opciones y una advertencia: ninguna funciona si no va acompañada de hábitos de vida saludables, como tomar entre 1 y 2 litros de agua por día, reducir el consumo de sal, bajar el consumo de alcohol y eliminar el cigarrillo. Y sin embargo, todo lo que no hay que hacer es lo que en esa franja etaria se hace cada vez más: un informe del Ministerio de Salud de la Nación mostró que el abuso de alcohol en los adolescentes se duplicó durante la última década, que la edad promedio de inicio es a los 13 años y que no hay diferencias de consumo entre varones y mujeres.

Pero no sólo en consumo de alcohol las mujeres venimos apropiándonos de hábitos que eran mayormente masculinos. En la última Encuesta Mundial de Tabaquismo en jóvenes se vio que en Argentina las adolescentes de entre 13 y 15 años ya fuman más que los varones de la misma edad (21,5% de ellas vs. 17,4% de ellos). Y acá no solo cuentan los hábitos que se adquieren, como fumar, sino los que se copian del seno familiar. “Hablamos de niñas y adolescentes que, en muchos casos, se criaron con madres que trabajan mucho, duermen poco, fuman y, no tienen tiempo de enseñarles hábitos de vida saludables, por lo que heredaron ese estilo de vida”, agrega Leslie Ortner, médico especialista en clínica estética.

“La preocupación es cada vez más precoz. Tengo una paciente de 14 años que se ilumina los muslos con el celular para mostrarme que ya tiene celulitis”, dice el dermatólogo Sergio Escobar, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología. Lo que también queda claro es que, lo que es un dramón estético para mujeres, es casi la nada misma desde la óptica masculina. Según una encuesta hecha por D’Alessio IROL para Clarín, la celulitis es, junto con la obesidad y la flacidez, la cuestión estética que más preocupa a las argentinas. La enorme mayoría de los hombres, en cambio, deja en claro que no vale tanto la pena hacer acrobacias para taparla. Juran que “no les interesa” o algo que para una mujer suena inconcebible: que si hay, ellos “ni siquiera se dan cuenta”.

natacion mujer

Doce claves para evitar esa incómoda “piel de naranja”

1. Hacer actividad física. Las actividades de elongación favorecen el drenaje linfático. La natación es la más recomendada: siguen yoga, pilates, caminar. No ayudan a la celulitis las que implican microimpactos, como la equitación, el step o correr.

2. Tomar bastante agua. Es bueno para drenar líquidos tomar entre 1 y 2 litros de agua por día (no más de eso porque se fuerza la diuresis sin beneficios probados).

3. Eliminar el cigarrillo y reducir el alcohol. El tabaco es uno de los grandes productores de radicales libres, que inducen a la fibrosis del tejido celular subcutáneo que genera la llamada “piel de naranja”.

4. Reducir la sal. Esto significa no agregar más sal a los platos (no hace falta comer sin sal). Los alimentos procesados, enlatados, conservados tienen exceso de sal. Si se le suman poco líquido bebido, hay retención de líquidos y empeora el aspecto.

5. Alimentos que no ayudan. Fiambres y embutidos, por la carga de sal y conservantes. Tampoco ayudan los postres y los azúcares
refinados. Esto porque producen “glicación” que le resta elasticidad a la piel.

6. Alimentos que ayudan. El agua, los vegetales de todos los colores, las frutas, las legumbres y, en general alimentos no procesados, ayudan a eliminar líquidos retenidos y toxinas, y mejoran el aspecto de la celulitis.

7. Evitar la ropa ajustada. Es porque deteriora el drenaje linfático. Preferir zapatillas cómodas, zapatos bajos y, si se puede, hacer largas caminatas descalzas en la arena (también favorece mucho el drenaje linfático). Los tacos no son recomendables.

8. Mejorar la postura. No pasar mucho tiempo ni sentada ni parada. Si trabaja sentada, pararse cada dos horas y caminar. Dormir con los pies elevados unos 15-20 cm: por ejemplo, poner un par de almohadas debajo de los talones.

9. Dormir bien. Ocho horas al día es lo recomendado. Está probado que la restricción de sueño enlentece los procesos metabólicos favoreciendo la retención de líquidos y la acumulación de grasa.

10. No usar anticonceptivos hormonales. Favorecen la retención de agua en el organismo. Se puede conversar con el ginecólogo y pedirle alternativas de anticonceptivos con mínimas dosis hormonales o usar DIU sin hormonas.

11. Usar cremas y masajear. Usa cremas con cafeína, lipolíticos y extractos vegetales linfoquinéticos. Hacer el masaje circular ascendente desde el tobillo hacia la ingle y masajear bien la ingle para activar el drenaje linfático.

12. Hacer tratamientos según el tipo de celulitis. La mesoterapia es buena para la celulitis adiposa y flácida. La radiofrecuencia es útil en la flácida. La ultracavitación en la adiposa y en la compacta.

celulitis masajes

 

Fuente: Clarín

 

Salud

Aseguran que las peras y las manzanas son las mejores frutas para regular la presión arterial

Así lo informó la Asociación Americana del Corazón en un informe

Publicado

el

La hipertensión arterial es un tema muy importante, dado que es muy frecuente. En la población en general, una de cada tres personas es hipertensa. Pero, un estudio de la Asociación Americana del Corazón publicado en su revista, ‘Hypertension’ y explicado en Science Daily, señaló que incluir peras y manzanas en nuestra dieta puede ser una muy buena idea ya que su composición rica en flavonoides genera un impacto positivo en la tensión arterial.

Se trata de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Queen’s en Belfast, que ha demostrado que los alimentos ricos en flavonoides, como las manzanas y las peras, parecen tener un efecto positivo en los niveles de presión arterial, una asociación que se explica en parte por las características del microbioma intestinal.

¿Qué son los flavonoides?

Son una serie de compuestos con fuertes capacidades antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras, según explicó el autor de otro reciente estudio de la Universidad de Harvard, Walter Willett, profesor de epidemiología y nutrición en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard y profesor de medicina en la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, que remarcó qué frutas y verduras hay que consumir para reducir el deterioro cognitivo.

Los investigadores examinaron la relación entre el consumo de alimentos ricos en flavonoides con la presión arterial y la diversidad del microbioma intestinal. El estudio de la Asociación Americana del Corazón también investigó cuánta variación dentro del microbioma intestinal podría explicar la asociación entre la ingesta de alimentos ricos en flavonoides y la presión arterial.

Stefanía Ferrando, psicóloga social, busca la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos

La investigación se hizo entre 904 adultos de entre 25 y 82 años, el 57 por ciento hombres. Los investigadores evaluaron la ingesta de alimentos, el microbioma intestinal y los niveles de presión arterial de los participantes, junto con otros fenotipos clínicos y moleculares, en exámenes de seguimiento periódicos.

“Se sabe que los flavonoides que se encuentran en las plantas y alimentos vegetales como las bayas, las manzanas, el té, el vino y el chocolate negro ofrecen beneficios para la salud, incluidos algunos efectos protectores sobre el sistema cardiovascular. Un estudio de más de 900 adultos en Alemania evaluó la cantidad y frecuencia de ingerir alimentos ricos en flavonoides y midió las bacterias en el microbioma intestinal para determinar si existía una asociación con los niveles de presión arterial”, señaló el informe.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Cinco maneras de reducir los niveles de colesterol

Si bien el cuerpo lo necesita en pequeñas cantidades, los niveles altos pueden ser dañinos para la salud.

Publicado

el

Si bien, muchas veces, se habla del colesterol cómo algo negativo, el cuerpo lo necesita en pequeñas cantidades para producir hormonas, sintetizar vitamina D y brindar apoyo a las membranas celulares. Su consumo es necesario para el buen funcionamiento del organismo. Sin embargo, los niveles altos de colesterol sí pueden ser dañinos para la salud.

Esto se debe a que el colesterol puede comenzar a acumularse lentamente en los vasos sanguíneos, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Las principales causas de una suba en los niveles de colesterol son una dieta deficiente en fibra y micronutrientes, alta en grasas saturadas y trans, la inactividad física, obesidad, fumar, una edad avanzada, diabetes y antecedentes familiares. Es importante determinar la causa para poder tratar el problema de raíz.

Asumió la primera presidenta de la Federación Atlética Metropolitana

Estas son cinco formas en las que se puede reducir los niveles de colesterol de manera saludable:

1. Comer más vegetales y no excederse en el consumo de carne
Tener un día a la semana libre de carne, en el que se pueda incrementar el consumo de vegetales puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre. Este paso incluye incorporar verduras, frutas, legumbres, semillas, frutos secos, que contienen nutrientes esenciales como fibra y antioxidantes que optimizarán la salud del corazón.

2. Agregar más grasas saludables a la dieta
Como palta, frutos secos, aceite de oliva y semillas. Los estudios muestran que agregar aceite de oliva a la dieta puede reducir los niveles de colesterol malo LDL, mientras que mejoran los niveles de colesterol bueno para optimizar una mejor salud del corazón.

Brillante triunfo de las hermanas Borelli en Mar del Plata

3. Reducir el consumo de azúcares añadidos
Estas se encuentran en galletas, jugos, refrescos, productos de repostería, ya que estos azúcares libres contribuyen a aumentar el colesterol LDL de forma natural. En su lugar se pueden consumir alimentos naturales como las frutas, estas por tener fibra y antioxidantes reducirán también el colesterol LDL en sangre.

4. Comer más fibra.
Estudios demuestran que consumir más fibra en la dieta, ayuda a mantener el colesterol en niveles adecuados. Aproximadamente se ven resultados con un consumo mayor de 22g al día. La mejor forma de agregar más fibra en la dieta es agregar los alimentos del punto 1.

5. Hacer ejercicio.
El entrenamiento de resistencia, como el levantamiento de pesas o los ejercicios con el peso corporal, pueden ser una opción especialmente útil para reducir el colesterol. De hecho, un estudio encontró que 14 semanas de entrenamiento de resistencia causaron reducciones significativas tanto en el colesterol total como en el LDL. El ejercicio aeróbico o cardio también puede ser beneficioso para la salud del corazón.

NT

Sigue Leyendo

Atletismo

Estos son los cinco motivos para empezar a correr

El running tiene beneficios físicos y psíquicos para quienes lo practican

Publicado

el

Si bien el correr siempre estuvo asociado al querer bajar de peso, lo cierto es que el running tiene múltiples beneficios para quienes los practican, no solo a nivel físico sino también a nivel psíquico. Estos son los cinco motivos para iniciarse en el mundo del running.

1- Correr ayuda a llevar una vida sana

El running ha cambiado el destino de infinita cantidad de personas. Hacer ejercicio es el consejo más elemental y no por eso menos acertado que escucharán cuando se habla de bienestar físico. Pero, ¿a qué llamamos bienestar físico? Por supuesto se trata de buena salud. La vida sedentaria aumenta el riesgo de una muerte prematura.

Para las personas que hacen actividad física, abandonar los malos hábitos resulta más sencillo. El ejercicio motiva, pero el running motiva aún más a llevar una vida sana a medida que pasan los días. La Organización Mundial de la Salud advierte que el sedentarismo influye de forma tan nociva como la mala alimentación, el tabaquismo o el consumo de alcohol. El riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares se duplica para quienes no hacen actividad física.

2- El salir a correr permite conocer gente

Uno de los motivos por los cuales alguien empieza a correr es la posibilidad de conocer gente. La vida social en la adultez es muy compleja y en las grandes ciudades es muy complicado generar redes sociales con personas afines. Más allá de que uno sea una persona solitaria o no, el hecho de empezar a correr permite conocer otras personas.

Hay muchos running teams, carreras, lugares donde entrenar en los que se puede socializar. Los clubes han dejado de tener el peso que tenían antes en la sociedad y a través del running las personas han empezado a conectarse con el deporte y la vida social. Se puede ir a un running team también con amigos o con la pareja o en familia, en todos los casos se conocerá gente. Un deporte famoso por su fama de solitario, resultó ser uno de los puntales de la experiencia colectiva en el siglo XXI.

Automovilismo: así funciona la primera escudería femenina argentina

3- Correr ayuda a aliviar la angustia y el estrés

La necesidad de aliviar muchos de los trastornos psicológicos sin duda es uno de los grandes motivos para empezar a correr. La palabra clave es “aliviar”, en particular cuando se habla de depresión. Muchos especialistas en salud mental recomiendan el ejercicio como una forma efectiva para mejorar el estado de los pacientes. Pero correr no hace magia, correr ayuda mucho y es un complemento para aliviar todos estos estados.

Una gran cantidad de personas que padecen angustia han mejorado mucho su situación al empezar a correr y claramente el estrés se alivia corriendo. Las endorfinas, se sabe, son antidepresivas y al correr, las generamos. La mayoría de los corredores, cuando sale a correr, siente un alivio en su angustia o en su estrés. El bienestar del ejercicio físico es notable y es por eso que cuando un corredor entra en el mundo del running ya no lo abandona.

4- Correr es un importante factor para mejorar la autoestima

No todas las personas tienen problemas de autoestima, pero muchos tienen algún complejo, siente inseguridades o no están a gusto consigo mismos. Sin llegar al extremo de quienes sufren distorsiones severas, mucha gente cree que su cuerpo puede verse mejor. Pero lo más importante: puede sentirse mejor. Somos individuos sociales marcados los otros y la sociedad en la que vivimos. Pero si bien -y por suerte- la belleza es subjetiva, hay cuestiones físicas que, objetivamente, nos hacen sentir mejor.

Tener fuerza para subir una escalera, aliento para caminar varias cuadras sin agotarnos, esos detalles del estado físico cambian la percepción que tenemos de nuestro cuerpo. El running nos hace física y mentalmente más fuertes y eso cambia nuestro vínculo con nuestro cuerpo. Al completar un entrenamiento tenemos la sensación de que podemos completar lo que nos proponemos. Una persona que termina una carrera de 10 Km siente un mayor respeto por su cuerpo, se siente agradecido por lo que ha logrado, su mente se fortalece. Cuerpo y mente se motivan mutuamente.

5- Correr para tener un espacio de libertad

Las personas sienten muchas veces que sus responsabilidades las agobian. No siempre hay que correr solos, pero un entrenamiento a la semana en soledad es una enorme ayuda. Y aun cuando corramos con otros, elegir hacerlo es adueñarnos de nuestro propio tiempo. Crear un espacio propio. Para divertirnos, para hacer ejercicio, para pensar, para lo que queramos, ese es nuestro espacio. Si uno lo piensa, son muchas cosas buenas en un solo lugar. Ser felices, ser fieles a nuestra esencia, ser libres. Si buscan un espacio de libertad, correr es la respuesta.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.