Conecte con nosotros

Actualidad

Cómo la música puede aumentar nuestros entrenamientos

Hacer música – y no sólo escucharla – durante el ejercicio hace que el ejercicio más fácil, un nuevo y extraordinario experimento

Publicado

el

entrenar-con-musica

Hacer música – y no sólo escucharla – durante el ejercicio hace que el ejercicio más fácil, un nuevo y extraordinario experimento se encuentra, lo que sugiere que el amor humano de la música puede haber evolucionado, en parte, para aliviar el esfuerzo físico.

Investigadores y deportistas han sabido por mucho tiempo, por supuesto, que la escucha de música altera la experiencia del ejercicio. Estudios anteriores han demostrado , por ejemplo, que la música rápidamente establecido el paso tiende a inspirar igualmente enérgicamente ritmo entrenamientos, y que la música también puede distraer y calmar competidores nerviosos antes de una carrera o de otra situación de alta presión, la mejora de su rendimiento posterior. Pero hasta la fecha, nadie había pensado en investigar si la creación – y no sólo la audiencia – la música puede tener un efecto en los entrenamientos, y mucho menos si el impacto sería cualitativamente diferente que cuando hacen ejercicio escuchan pasivamente la música bombeada a través de los altavoces de gimnasia o sus brotes del oído .

Por lo tanto, para el nuevo estudio, que fue publicado en línea la semana pasada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, los investigadores del Instituto Max Planck para la Cognición Humana y Ciencias del Cerebro en Leipzig, Alemania, y otras instituciones comenzaron con la invención de un kit de electrónica que podría integrarse en el funcionamiento interno de las máquinas de entrenamiento con pesas, transformándolos en equipos de música de gran tamaño.

Una vez instalado, el kit podría producir una variedad de música de propulsión, de estilo electrónico con una variedad de niveles de sonido y ritmos, dependiendo de cómo se manipularon barra de peso de la máquina u otros mecanismos durante los entrenamientos. Los investigadores instalaron los equipos en tres máquinas de ejercicios diferentes, una por una escalera, paso a paso, las otras dos máquinas de pesas con barras que pueden ser elevadas o bajadas de estimular varios músculos. Luego contrató a un grupo de 63 hombres y mujeres sanos y los dividieron en grupos, cada uno de los cuales fue asignado el uso de una de las máquinas equipadas musicalmente durante una sesión de ejercicio de seis minutos de duración breve, aunque intenso. A medida que los voluntarios tensas, sus máquinas y hacer ping cantaban con un golpeteo 130 latidos por minuto, el nivel de sonido ascendente o descendente con el esfuerzo de cada individuo y de hermanamiento con los ritmos creados por los otros dos ejercicios. “Los participantes podían expresarse en las máquinas, por ejemplo, los ritmos de modulación y la creación de melodías”, dijo Thomas Hans Fritz, un investigador en el Instituto Max Planck, quien dirigió el estudio.

Los grupos fueron, en efecto, pinchar sus entrenamientos, la creación de sonidos que resonaban sus esfuerzos físicos. Durante una sesión de ejercicio separado, cada grupo utiliza las mismas máquinas, pero menos los complementos musicales, mientras que en el gimnasio en otros lugares, otros voluntarios sudaba en las máquinas equipadas musicalmente, lo que significa que un grupo estaba escuchando pasivamente a los sonidos creados por otros.

A lo largo de cada sesión de entrenamiento, los investigadores monitorearon la fuerza de sus voluntarios generado durante el uso de las máquinas, así como si los movimientos de los levantadores de peso ‘tendían a tartamudeo o el flujo y la cantidad de oxígeno consumido los voluntarios, una medida fiable del esfuerzo físico. Después, los científicos pidieron a los voluntarios que calificaran la tolerabilidad o desagrado de la sesión, en una escala del 1 al 20. Tabulated después, los resultados mostraron que la mayoría de los voluntarios había generado mucho mayor fuerza muscular, mientras trabajaba en las máquinas equipadas musicalmente que los no modificados. También habían utilizado menos oxígeno para generar esa fuerza e informó que sus esfuerzos habían sentido menos agotador.

Sus movimientos eran también más suave en general, lo que resulta en un flujo más estable de la música. Crear sus propios ritmos y melodías había bajado el coste fisiológico de ejercicio y aumentado considerablemente su atractivo subjetiva en comparación con cuando los deportistas escuchaban pasivamente a prácticamente la misma música, dijo el doctor Fritz. Una dinámica similar puede haber motivado a los primeros seres humanos a silbar o tararear mientras cazaban o cultivadas y posteriormente a alzar la voz en el canto durante la edificación de graneros y otros intenso trabajo físico, dijo. Pero, ¿por orquestar su propia banda de sonido debe tener un beneficio más físico que simplemente escuchar música similar en el fondo no es del todo clara. “Creemos que los efectos observados son muy probablemente debido a un mayor grado de control del motor emocional”, cuando participe activamente en la creación de música, dijo el doctor Fritz. Control motor emocional, en comparación con el tipo más cotidiano “deliberada” que normalmente dirige nuestros movimientos musculares, dijo, opera casi debajo de la conciencia.

Su cuerpo responde a ella con poca voluntad y te mueves, dijo, con menor esfuerzo y mayor alegría. Se trata de “éxtasis musical,” dijo el Dr. Fritz, y parece haber penetrado, en cierto grado, el gimnasio donde los deportistas componen la música mientras que la sudoración. Por desgracia, los kits musicales que el Dr. Fritz y sus colegas han desarrollados no están disponibles comercialmente, aunque pueden ser en el futuro. Por ahora, dijo, puede que tenga que contentarse con el propósito ignorando la banda sonora suministrada en su gimnasio local y en lugar de cantar para ti. Tal armonización, por desafinando, con un compañero de entrenamiento. Detractores desdén y amantes de la música. Usted estará en el fraseo feliz del doctor Fritz, “jymming; eso es como atascos, pero con una ‘y’ desde ‘gym'”.

Actualidad

Estas son las Leonas que viajarán a Tokio para los próximos Juegos Olímpicos

Consta de 16 protagonistas además de seis reservas en caso de sustitución por lesión o Covid-19

Publicado

el

La Confederación Argentina de Hockey dio a conocer, a través de las redes sociales, la lista definitiva de Leonas para los próximos Juegos Olímpicos. La misma consta de 16 protagonistas además de seis reservas en caso de sustitución por lesión o Covid-19. Una mezcla entre experimentadas y nuevas promesas para las que a diez (de las 16) significa su primera citación olímpica. El listado completo es el siguiente:

1. Belén Succi (ARQ)

2. Noel Barrionuevo (DEF)

3. Agustina Gorzelany (DEF)

4. Valentina Raposo (DEF)

5. Valentina Costa Biondi (DEF)

6. Victoria Sauze (VOL)

7. Agostina Alonso (VOL)

8. Eugenia Trinchinetti (VOL)

9. Micaela Retegui (VOL)

10. Rocío Sánchez Moccia (VOL)

11. Sofía Toccalino (VOL)

12. Delfina Merino (DEL)

13. Agustina Albertarrio (DEL)

14. María José Granatto (DEL)

15. Julieta Jankunas (DEL)

16. Victoria Granatto (DEL)

Reservas

17. María Emilia Forcherio (DEF)

18. Sofía Maccari (VOL/DEL)

19. Clara Barberi (ARQ)

20. Bárbara Dichiara (DEF)

21. Constanza Cerundolo (VOL)

22. Cristina Cosentino (ARQ)

El DT Carlos Retegui buscará el equilibrio perfecto entre quienes tiene una trayectoria  larga como Noel Barrionuevo (3 JJOO), Belén Succi, Delfina Merino y Rocío Sánchez Moccia (2 JJOO); las que tienen una relativamente corta como Agustina Albertario y María José Granatto y la gran mayoría, que hará su debut en esta edición de los Juegos: Agustina Gorzelany, Valentina Raposo, Valentina Costa Biondi, Victoria Sauze, Agostina Alonso, Eugenia Trinchinetti, Micaela Retegui, Sofía Toccalino, Julieta Jankunas y Victoria Granatto.

Evelina Cabrera fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA

Pero la lista también incluye a seis suplentes, en caso de algún cambio a último momento por lesión, contagio de Coronavirus u algún otro considerable percance.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Evelina Cabrera fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA

La entrenadora y co-fundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino volvió a ser noticia

Publicado

el

Evelina Cabrera continúa recibiendo distinciones por su ejemplo de vida y de superación. Luego de ser noticia por convertirse en la primera mujer en integrar el cuerpo técnico de un equipo masculino en México, la argentina fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, fue quien designó a la dirigente de fútbol y activista social Evelina Cabrera como Embajadora de Buena Voluntad por la Equidad en el Deporte de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Es un honor tener como aliada de la OEA a Evelina, quien lucha todos los días por la inclusión social y el empoderamiento de las mujeres y la niñez. Su ejemplo de vida inspira e inspirará a millones de niñas y niños y jóvenes en el Hemisferio para superarse utilizando como herramienta el deporte y así mejorar su calidad de vida y acceso a derechos”, dijo el Secretario General. “El deporte debe ser igualitario, y este objetivo se vuelve aún más importante en el contexto de pandemia, porque muchas mujeres, jóvenes y niños y niñas en situación de vulnerabilidad perdieron el acceso a la educación, a la salud, y otros derechos básicos”, agregó la entidad.

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Cabrera, por su parte, aseguró sentirse “muy feliz con este nombramiento”. “Es una gran responsabilidad que asumiré con mucho orgullo. Junto con la OEA tendremos la oportunidad de llegar a más niños y niñas en toda la región. El deporte es el reflejo de la sociedad. Todos los chicos y las chicas ven al deporte como un juego, pero también es una excusa para desarrollar otros temas que son tabú como la educación sexual, talleres de sensibilización de género, violencia doméstica, discriminación y muchos otras problemáticas sociales que sin el deporte fuera más difícil de hablar”, manifestó.

El trabajo conjunto de Cabrera y la Secretaría General de la OEA estará centrado en impulsar proyectos que cierren la brecha de género y fomenten la equidad en el deporte, anunciaron desde el sitio oficial.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Participar en muchas competencias seguidas, puede ser contraproducente

Publicado

el

Las carreras son eventos deportivos y sociales divertidos llenos de emociones. Muchas veces, la euforia de terminar una carrera, genera el deseo de querer participar todos los fines de semanas. Sin embargo esto puede ser contraproducente para el corredor si se exige más de la cuenta. Por eso hay que evaluar muchos factores a la hora de decidir en cantas competencias se quiere participar en el año.

Es esencial conocer el estado físico general, la resistencia y, sobre todo, y el enfoque que se le quiere dar a la carrera. Si uno quiere participar en una competencia de 10 Km como si fuera un fondo, como si fuera un entrenamiento, solo para correr un poco, entonces es una cosa. Pero si, por el contrario, si se busca dejar todo en la carrera e ir al máximo, la distancia entre dos carreras de hasta 10 Km es otra.

Trotar 10 Km es para muchos corredores una exigencia menor a un entrenamiento fuerte o el equivalente a un fondo rápido. Gran parte de los corredores hace fondos de 12 Km sin mayores problemas. Si uno quiere hacer una carrera a ese mismo ritmo, entonces no hay contraindicación alguna. Se puede hacer una carrera por fin de semana porque en realidad no se sentirá la diferencia. Tendrán hidratación, la medalla y mayor fiesta que en un entrenamiento solitario.

Tras ganar su medalla de bronce, Belén Casetta se la regaló a Santiago Maratea

Si por el contrario, se busca mejorar una marca por ejemplo, no se deben correr todos los fines de semana. Correr fuerte una carrera implica no solo un trabajo exigente en el día de la competencia, sino también una descarga en los días previos y una recuperación en los posteriores. Es cierto que es más sencillo recuperarse de un 10 Km que de distancias más largas, pero eso no significa que no haya desgaste en la competición de aficionados en los diez kilómetros.

Se deben dejar pasar, como mínimo, dos semanas sin competencias para recuperarse. Así que cada tres semanas, una carrera de diez kilómetros, para un aficionado, puede ser una distancia adecuada. Lo más aconsejable es no correr más de una carrera de diez kilómetros por mes. Además, correr demasiado seguido genera también entrar en una rutina que a la larga redunda en hartazgo. No solo por lo físico, en lo mental es movilizante la expectativa de la carrera, la preparación.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.