Conecte con nosotros

Actualidad

El desastroso estado del CENARD

Las miserias Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo.

Publicado

el

Lunes 21 de diciembre. Temprano, por la mañana. Una de las personas encargadas del mantenimiento de la pista de atletismo del Cenard (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo; retengan durante toda la lectura el concepto que implica esta sigla) explica a la gente de la tele que el cajón de saltos horizontales (en largo y triple) a veces amanece semivacío. La falta de materiales obliga a que los albañiles que realizan obras en otros sectores del complejo usen la arena de ese cajón.

Al rato, esa gente de la tele –equipo de TyC Sports que produce el programa Rumbo a Río– registra imágenes de la pista principal de atletismo del Cenard. Está destrozada. Ya no sirve más. Sólo en la zona en la que se ubican los tacos de partida para las pruebas de 100 metros sería imposible pasar en bicicleta sin zozobrar. La inauguración realizada en 2005 no es más que un paradójico recuerdo.

El descuido llega hasta el sector del salto con garrocha, donde la acumulación de agua en el cubo en el que se fija el implemento al momento de encarar la vara sólo pasa inadvertida cuando uno se detiene en esa masa uniforme de lona y gomaespuma en que se convirtieron las colchonetas que alguna vez amortiguaron la caída de Germán Chiaraviglio en algunos de esos saltos de regreso a los primeros planos.

Detrás de la jaula de lanzamiento de martillo, a pocos metros está la única cancha de hockey que tiene el mal considerado espacio de excelencia para la preparación de nuestros atletas. Allí llegan a entrenarse hasta seis seleccionados nacionales diferentes. Incluidos Las Leonas y Los Leones, dos de las más firme ilusiones de medallas argentinas para los próximos Juegos Olímpicos. También allí se entrenan de tanto en tanto Los Murciélagos, seleccionado de fútbol para no videntes que, por cierto, no disponen de espacio propio.

No sólo la cancha se parece poco y nada a la que se usará en Río, sino que, en algunos sectores, la carpeta levantada impediría hasta jugar un picado entre chambones.

En el Cenard hay también un patinódromo. En realidad, debe haberlo habido: por esos baches no me animo a pasar ni en tractor.

Alguna vez, en el Auditorio General Juan Domingo Perón hubo presidentes despidiendo delegaciones para los Juegos. Es un lugar precioso. Entrañable. Abandonado hasta la grosería. Ni siquiera el tributo al líder cuya memoria se honra en el nombre permitió que quienes habitaron este espacio durante más de una década lo cuidaran ya no para mantenerlo como espacio modelo, sino para, al menos, evitar que las butacas estén directamente despanzurradas, con resortes y lanas a la vista. En realidad, este espacio supo ser usado en más de una ocasión durante la gestión de Claudio Morresi. Intuyo que el abandono es relativamente reciente.

No es demasiado distinto lo que se ve recorriendo las oficinas. Muchas de ellas sin siquiera una ventana al sol. Muchos de los pasillos ya no tienen los paneles en el techo que evitan dejar a la vista conexiones de cables que hace rato no se conectan con nada.

Eso sí, al ingresar en el espacio del tercer piso del edificio celeste se ven dos fotos gigantes, con tamaño de mural. Una muestra a Cristina
Fernández de Kirchner sonriente al lado de Braian Toledo, el notable lanzador de jabalina de Marcos Paz. Enfrente, se ve una réplica enorme de la célebre foto de Néstor Kirchner exigiendo al entonces jefe del Ejército que baje el cuadro de Videla de las paredes del Colegio Militar de la Nación.

No sé si esos cuadros seguirán estando allí. Si así fuera, pronto dejarán de estarlo. Y no porque haya nada que reprochar respecto del gesto del ex presidente, sino porque cuesta vincular aquel episodio con la casa del deporte argentino. Quizá, mujeres y hombres como Jeanette Campbell, Noemí Simonetto, Delfo Cabrera o Alberto Demiddi merezcan ocupar algún espacio en nuestra memoria visual.

Cuentan que hay decenas de miles de pelotas de diversos deportes que figuraban en stock y que nadie encuentra. Y que hay gente preguntándose qué es de la vida de alrededor de cien personas que figuran como empleadas del Cenard y no suelen ir demasiado seguido por el lugar.

No cierran los números del presupuesto destinado a mantenimiento y comida del complejo. Y preocupa que cualquiera pueda entrar en el centro sin siquiera mostrar la mínima identificación. Todos tenemos derecho a practicar deporte. Probablemente, ni usted ni yo tengamos derecho a hacer lagartijas en las mismas colchonetas en las que la PequePareto prepara su ilusión olímpica.

Dentro del Cenard hay muchísima gente talentosa, honrada y con muchas ganas de trabajar. Muchos se ilusionan con que las partidas presupuestarias dispuestas al respecto sean efectivamente utilizadas para lo que fueron legitimadas. Al menos, que no sea nuestro deporte olímpico también parte del botín de campaña.

No es poco el trabajo que se viene para Carlos Mac Allister y su gente. También es cierto que, a poco que se animen a hacer las cosas decorosamente, la diferencia será notable.

En realidad, tampoco se trata de enfrentar al deporte del PRO con el deporte del Frente para la Victoria. Al fin y al cabo, Morresi y Mac Allister, tanto como Carlos Espínola, tienen su origen común, justamente, en la práctica del deporte de alto rendimiento. Justamente en ese origen radica la principal paradoja del asunto.

Nadie mejor que un ex deportista para defender y potenciar la infraestructura de nuestro deporte. Ellos, mucho mejor que cualquiera de nosotros, sabe lo que es cambiarse en un vestuario con goteras, entrenarse en aguas infectadas o no tener agua caliente para ducharse. Juro que no logro que las imágenes que vi –en persona y por tele– cuajen dentro de la película que nos han contado.

Una película en la que los constantes y ultragenerosos agradecimientos de la mayoría de nuestros deportistas al apoyo del Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) permitirían suponer que nuestro país avanzó sensiblemente en cuanto a infraestructura. Esa infraestructura imprescindible para que un chico merezca, justamente, ser becado por el Enard.

Por lo pronto, cada vez comprendo menos la lógica del agradecimiento cuasi reverencial. Ningún atleta agradecería a un jurado por permitirle ganar una medalla. Las medallas son la consecuencia de un talento, un esfuerzo y una dedicación. Ni más ni menos que lo que significa una beca. Ni las medallas ni las becas se agradecen: se merecen.

Pero, por encima de todo, mirando las miserias del Cenard, no entiendo la lógica de mandar a nuestros cracks a competir y capacitarse por el planeta –recurso imprescindible, aclaro– mientras, en casa, poco menos que tienen que pedir disculpas por querer seguir entrenándose. FB

 

Actualidad

Empezá el 2021 corriendo con La Deportista

La Deportista es un grupo de entrenamiento mixto para todas las edades y niveles fundado en 2009 por Laura Urteaga

Publicado

el

Tras meses de encierro, con todo lo que ello significa para la salud física y mental, poco a poco más actividades comienzan a adaptarse a esta “nueva realidad”, como lo hizo el Grupo de Entrenamiento La Deportista que, bajo estrictos protocolos sanitarios, volvió a correr en Parque Chacabuco. La temporada 2021 comenzó fuerte, con una gran demanda.

La Deportista es un grupo de entrenamiento mixto para todas las edades y niveles fundado en 2009 por Laura Urteaga, quien un año antes fue representante argentina en el Mundial de Triatlon en EE.UU. Del mismo, surgieron cientos de corredores amateurs que de apenas caminar algunas cuadras pasaron a correr hasta maratones. También, gracias al trabajo, ímpetu, generosidad y conocimiento de su fundadora, se fundaron –en estos trece años- una decena de grupos de entrenamiento en toda la ciudad de Buenos Aires.

Conocé las propiedades y beneficios del orégano

“La vuelta al parque fue un respiro de aire puro para todos los que vivimos encerrados y ayuda muchísimo para despejarse, el volver a ver a los compañeros de entrenamiento por más que no los puedas saludar con un abrazo. Antes nos veíamos en el zoom a través de una pantalla y encontrarse después de meses en persona ayuda muchísimo al ánimo y a la cabeza, y, como todo trabajo en grupo, estar con otra persona siempre colabora en el rendimiento”, sostiene la profesora Romina Molinari.

Esta vuelta gradual al espacio verde se dio por pedido de los mismos alumnos que poco a poco se van sumando. “No nos tomamos vacaciones , dado que la temporada 2021, empezó muy fuerte. Hay muchas ganas de correr”, explica.

En el protocolo de los nuevos entrenamientos incluye el uso constante del tapabocas – menos cuando se ponen a trotar”-, no utilizar elementos deportivos que brinde el profesor y tampoco compartir botellas de agua. Aunque estamos al aire libre, respetamos la distancia social. Somos un grupo y nos cuidamos entre todos”, detalla Molinari.

Investigación científica asegura que caminar todas las semanas aumenta la expectativa de vida

“En La Deportista, vienen a correr vecinos de los barrios de Flores, Caballito, Almagro y Parque Chacabuco principalmente y se arman, con el correr de los meses, un grupo sostenido de amistad, solidario, buena onda”, sostiene Paula, otra de sus profesoras.

La Pista de Atletismo del Parque Chacabuco es de calidad profesional. Se trata de la primera pista de material sintético con características profesionales en un espacio público porteño. Tiene 400 metros de longitud y 8 andariveles, con una superficie de tartán que es la más adecuada para practicar el atletismo y que la convierte en una de las pistas profesionales más modernas del país.

Los mejores ejercicios para ganarle la batalla a la “pancita” y marcar los abdominales

Quienes deseen más información pueden comunicarse con La Deportista, pueden enviarle un whatsapp a la profesora Romina Molinari al 1163366404. En 2021, La Deportista Running Team entrena en el Parque Chacabuco de lunes a sábados por la mañana y por la tarde. Consultar horarios, disponibilidad y clase de prueba.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Conocé las propiedades y beneficios del orégano

Es una hierba que en la antigüedad era muy popular tanto por sus virtudes gastronómicas como curativas

Publicado

el

Originaria de la región mediterránea, el orégano es una hierba aromática que en la antigüedad era muy popular tanto por sus virtudes gastronómicas como curativas. Porque, así como hoy es casi imposible imaginar una pizza sin la mozzarella salpicada de orégano seco, hubo un tiempo donde sus hojas frescas eran frecuentes en el botiquín médico.

Esto se debe a la gran cantidad de propiedad que tienen. Entro otros elementos, el orégano contiene fibra, hierro, magnesio, folato, calcio, zinc, potasio y ácidos grasos omega, además de vitaminas A, C, E, B6 y K.

Así, algunos de los beneficios que tiene son:

+ Es recomendada su infusión para aliviar problemas estomacales o digestivos, debido a su contenido de timol, carvacrol y borneol. Se dice que también es bueno para combatir molestias musculares y dolores de cabeza.

+ Al tener flavonoides, taninos, ácidos fenólico, ácido rosmarínico y aceite esencial (carvacrol, timol, origaneno), también se le reconocen propiedades antioxidantes.

+ Además, se le atribuyen beneficios antiinflamatorios gracias a uno de sus ingredientes activos conocido como beta-cariofilina (E-BCP).

+ El orégano seco tiene efectos analgésicos y antisépticos, porque lo que es un buen aliado para aliviar resfriados, catarros o congestiones nasales.

+ Otro de sus beneficios es que combate la actividad microbiana.

El básquet femenino tiene un plan para encontrar futuras jugadoras

Por otro lado, el orégano tiene un alto valor nutricional:

Cada 100 gramos contiene:

  • Valor energético 335 kcal
  • Proteína 11 g
  • Grasa 10,3 g
  • Hidratos de carbono 49,5
  • Fibra 42.8 g
  • Calcio 1580 mg
  • Hierro 44 mg
  • Magnesio 270 mg
  • Zinc 4,4 mg
  • Sodio 15 mg
  • Potasio 1670 mg
  • Fósforo 200 mg
  • Vitamina A 690 µg (microgramo)
  • Vitamina E 18,9 mg
  • Vitamina B3 (niacina) 6,2 mg
  • Vitamina B6 1,04 mg
  • Vitamina B1 o tiamina 0,17 mg
  • Vitamina B2 (riboflavina) 0,52 mg

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

El básquet femenino tiene un plan para encontrar futuras jugadoras

El Proyecto Nacional Formativo se pondrá en marcha con el inicio del 2021

Publicado

el

Ya son varios años desde que la Confederación Argentina de Básquetbol tiene en marcha el “Plan Altura“, un subprograma del Programa Nacional Formativo dedicado especialmente a la búsqueda y captación de jugadores con un mínimo de centímetros para fortalecer la talla y no perder chicos altos con otros deportes como el vóley que, a diferencia del básquet, suele formar parte de los planes de estudio de las escuelas.

Ahora, con la llegada de Gregorio Martínez al seleccionado femenino, se puso en marcha la versión de aquella iniciativa pero para las mujeres: el Proyecto Nacional Formativo que comenzó con la llegada del nuevo entrenador, que se presentará este martes y que se pondrá en marcha apenas comience 2021. El mismo consistirá en la preparación de 100 chicas de entre 13 y 17 años seleccionadas durante los últimos meses, de las cuales 70 miden más de 1,80 metros y las otras 30 son consideradas las de mejor proyección sin distinción de altura.

Ya están definidos los cuartos de final del Torneo Transición

Durante la primera quincena de enero, el equipo de trabajo liderado por Martínez, que incorporará a los efectos de este plan a cuatro entrenadores y tres preparadores físicos, hará evaluaciones preliminares para, después del 15, comenzar con los entrenamientos específicos ya con las chicas divididas en grupos y, en principio, a través de plataformas como Zoom.

“Es una metodología a la que no le tenía mucha fe, pero la utilizamos con las chicas del seleccionado U18 durante nueve semanas y nos sirvió muchísimo”, afirmó el coach.

Los mejores ejercicios para ganarle la batalla a la “pancita” y marcar los abdominales

El objetivo es acompañar y complementar con los entrenamientos del programa lo que se haga con las jugadoras en los clubes. “La estructura del básquet femenino está conformada por clubes chicos, en su mayoría de barrio, que se entrenan tres veces por semana. Eso hace que las jugadoras lleguen a los 17 o 18 años con una carga de entrenamientos muy baja”, explica el DT.

¿Cuál es la mejor música para salir a correr?

Por eso, teniendo en cuenta que las chicas tienen un ritmo de entrenamientos de entre 6 y 8 horas semanales más el partido, desde los primeros encuentros virtuales en enero la CABB apostará a brindarles 10 horas extra que incluirán una parte física, otra técnica y también nociones de nutrición y aspectos varios de la preparación. “Queremos que conozcan el profesionalismo desde edades tempranas”, asegura el entrenador e ideólogo del programa.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.