Connect with us

Actualidad

El fútbol femenino argentino llega a China

El equipo en ascenso se hace llamar Patagonia Fútbol Club de Shanghai

El Patagonia Fútbol Club de Shanghai es un el primer equipo de fútbol femenino que traspasó los límites geográficos y llegó a China, liderados por Tatiana y Nabila. La primera, de 36 años, llegó a Fujian en junio de 2017 junto a quien entonces era su marido. Luego de separarse, como no lograba adaptarse, eligió irse a Shanghai a aprender el idioma. Nabila es de San Juan, tiene 31 años y llegó a Shanghai a fines del 2019 para conocer a la familia de su novio. Apenas dos meses después, la pandemia la obligó a postergar su regreso y la llevó a asentarse en esta ciudad de 26,32 millones de habitantes, donde consiguió trabajo, se casó y comenzó a generar lazos sociales.

“Todo comenzó cuando me invitaron a un almuerzo con otros grupos de migrantes. Allí la coach colombiana me contó que estaban formando equipos de diferentes países que se encontraban para jugar. Cuando me preguntó por qué no había ninguno de Argentina, me despertó curiosidad pensar qué podría suceder si empezaba a reunir compatriotas. Comencé a mandar mensajes a grupos de argentinos en Shanghai y pronto aparecieron muchas chicas entusiasmadas”, cuenta Tatiana. “En el medio yo tuve que afrontar problemas familiares, viajando de ciudad en ciudad y haciendo cuarentenas, por lo cual el equipo se convirtió en un sostén fundamental para no sentirme tan sola. Si bien tengo hermanos varones y toda la vida fui de andar dando patadas con ellos, nunca había entrenado de manera formal”, asegura la fundadora del equipo que ante la demanda tuvo que abrir su convocatoria a otras nacionalidades.

Estos son los beneficios de correr al menos diez minutos al día

Si bien ambas aceptan que la cultura china es más tradicional en cuanto a los roles de género, entienden que el avance del fútbol femenino cambió la manera en que la sociedad piensa a las mujeres, logrando correrlas del ámbito doméstico, al que históricamente fueron relegadas. “Son cinco mil años de una cultura muy tradicional. En el último tiempo China está aceptando nuevas perspectivas y siendo más accesible con lo que tiene que ver con derechos de las mujeres. En el fútbol ni siquiera era cuestión de pensar que jugábamos mal, sino que directamente no se imaginaban que pudiéramos hacerlo. En ese sentido, el deporte ayudó a demostrar que la mujer puede estar a la par del hombre”, afirma Tatiana. “Cuando jugamos con equipos masculinos se nota cómo el fútbol cambia la manera en que nos ven. Al principio, cuando nos presentamos muestran sospechas, pero después quedan sorprendidos y comienzan a apreciarnos. Más allá de que lo argentino siempre estuvo emparentado con el fútbol, la masividad del deporte femenino significó un cambio cultural en un entorno donde ni siquiera parecía posible”.

Advertisement

Entre sponsors y eventos, la popularidad de Patagonia FC Shanghai creció hasta tal punto que ya lanzaron una convocatoria para formar el equipo masculino y esperan sumar uno juvenil e infantil. Mientras tanto amainan el desarraigo en comunidad, juntándose a ver la Copa América y comiendo picada con cerveza.

NT