Conecte con nosotros

Londres 2012

“Era modelo, pero no quise adelgazar…”

Belén Pérez Maurice es nuestra única esgrimista en Londres 2012 y la primera en lograr una plaza olímpica por su buena ubicación en el ranking mundial.

Publicado

el

La Deportista | El sitio lider en Deporte Femenino

Belén Pérez Maurice es nuestra única esgrimista en Londres 2012 y la primera en lograr una plaza olímpica por su buena ubicación en el ranking mundial. Alternaba las prácticas de sable con el modelaje, pero se negó a dar el look “flaca de pasarela”: el jamón y los alfajores son su perdición…
La Deportista | El sitio lider en Deporte Femenino

La nena, 12 años, se paraba, feliz y sonriente, en el trampolín más alto, y se lanzaba a la pileta del Círculo Militar. El la vio y, con ojo clínico, no lo dudó: “Alta, con esa coordinación fina y ese talento, tenía que ser una buena esgrimista. Y pensé: ‘si la convenzo, la saco campeona’”, recuerda hoy Lucas Saucedo, su actual entrenador. Y así lo cuenta Belén Pérez Maurice: “Se me acercó y me dijo si quería practicar esgrima. Le dije que no, era verano, hacía 40 grados, yo quería estar en la pileta y no con ese traje… Además mi vieja había hecho esgrima, no daba…”. Pero Saucedo no se dio por vencido y apeló a un argumento capaz de seducir a cualquier mujer. “Pero, ¿no te gustaría viajar y tener ropa?”. “Seguramente, claro que sí”, le contestó ella. Así empezaron juntos y hoy, 14 años después y en la especialidad de sable, Belén es la única esgrimista argentina clasificada y la primera en la historia en entrar a los Juegos por ranking mundial. Pero no olvida: “Lo de los viajes fue cierto, lo de la ropa no”, y mira a Lucas mientras se ríe con ganas.

En verdad, la ropa había llegado antes: Belén fue modelo. En el 2009 estuvo en la agencia de Pancho Dotto y realizó campañas para varias marcas. “En un primer momento me gustaba y me divertía… Pero como yo tenía músculos y estaba marcada por el deporte, me querían flaca, que bajara de peso, que de 68 kilos me fuera a 59 ó 60. Y les dije que no”, explica.

-Una rebaja grande…

-Sí, muchísimo, les dije que me iba a enfermar. Y dejé. Me gusta demasiado comer… y mi deporte.

La debilidad de Belén es la comida. A tal punto que varias veces se indigestó. “Un día, estando en El Salvador, hasta probé comida de un puesto en la calle, me tuve que ir al hotel…”, cuenta. Y detalla sus preferidos: “Mi perdición son el jamón crudo y los alfajores. Mi entrenador me motiva con esos regalos. Por suerte, si bien tengo que mantener un peso, no tengo problemas para mantenerme flaca”. No será entonces casualidad que, además, estudie Ingeniería en Alimentos. “Me queda un año y medio”, relata.

Llamativa, atlética, también hay un capítulo para anécdotas con los hombres. “En algunos bares me han preguntado incluso dónde dejé el caballo. Yo les digo que lo mío es lo que hacía El Zorro”. Y habla de su “arma”: “Ando con el sable por la calle y me dicen cualquier cosa, ´pinchame todo’, ‘¿me enseñás’?”.

-¿Qué tiene que tener una esgrimista para llegar a la elite? -Mucha constancia, porque nunca tenés todo. En este deporte van evolucionando las técnicas, el arbitraje… Todo es a largo plazo. Yo, recién después de varios años pude decir que caminaba bien. Además una tiene que sacrificar cosas desde muy chica: las salidas con amigas, viajes de egresados, hay lesiones, bajones..

-Entonces a vos te habrá costado bastante…

-Bueno, hacer esgrima siempre fue natural para mí. Si no entreno, no sé qué hacer. Voy todos los días a la sala y no puedo faltar. Incluso voy hasta a torneos en los que no compito, aunque sea para ayudar a los compañeros. Siempre lo disfruté.

-¿Y cómo te tratan los hombres? -La esgrima es un deporte muy tradicionalista. Pero en el club, el Centro Naval, me conocen y por mi carácter me dicen: “Vos no sos mujer, sos Belén”. Además, gracias a Dios, siempre me ha ido bien, ¿qué me podrían decir?

Londres 2012

Un oro menos por doping

Publicado

el

Nadzeya-Ostapchuk-doping-juegos-olimpicos_ladeportista.com.ar

Nadzeya Ostapchuk se quedó sin la medalla obtenida en lanzamiento de bala por no pasar el control. Se encontraron restos de un anabolizante en su orina.

Nadzeya-Ostapchuk-doping-juegos-olimpicos_ladeportista.com.ar
El Comité Olímpico Internacional le quitó la medalla dorada a la bielorrusa Nadzeya Ostapchuk (lanzamiento de bala) por doping. La atleta de 31 años se sometió al control antidopaje luego de su victoria, el cual reveló la presencia de metenolona en su orina. Esta sustancia es un agente anabolizante que figura en la lista de productos prohibidos confeccionada para este año.

Ostapchuk, campeona del mundo en 2005, causó la sorpresa al imponerse con un lanzamiento de 21,36 metros, muy por delante de la gran favorita, la neozelandesa Valerie Adams, campeona olímpica y triple campeona del mundo (20,70 metros), y de la rusa Evgeniia Kolodko (20,48 metros). El Comité Olímpico reasignará las medallas y subirá al podio, junto con las atletas mencionadas, la china Lijiao Gong.

Sigue Leyendo

Londres 2012

Grit Sadeiko, la bella súper atleta

Publicado

el

grit_sadeiko_deportista_femenina_ladeportista.com.ar

Grit Sadeiko se destaca en el heptatlón y aunque no tuvo una gran performance en los Juegos Olímpicos de Londres -finalizó en el puesto 23-, fue una de las más observadas por el público debido a su belleza.
grit_sadeiko_deportista_femenina_ladeportista.com.ar
Nacida hace 23 años en Tallin, la capital de Estonia, Sadeiko logró un tercer puesto en el Mundial juvenil de Polonia en 2008 y una medalla dorada en el Campeonato Europeo Sub-23 de Ostrava, República Checa, en 2011.

Además, esta hermosa atleta tiene una hermana de 19 años (Grete) que también le sigue sus pasos en el heptatlón.

 

[nggallery id=50]

Sigue Leyendo

Londres 2012

La “dorada” con genes argentinos

Publicado

el

diana_taurasi_eeuu_basquet_femenino_ladeportista.com.ar

Diana Taurasi, cuya madre es argentina, volvió a colgarse la medalla de oro con la selección femenina de básquet de EE.UU. Su historia.
diana_taurasi_eeuu_basquet_femenino_ladeportista.com.ar
La estadounidense Diana Taurasi, padre italiano y madre argentina, es el acelerador de Estados Unidos y ayer tuvo su recompensa con la tercera medalla de oro olímpica de su carrera, a una sólo de la legendaria Lisa Leslie. Su equipo, que no pierde jun partido olímpico desde Barcelona-92, logró además su quinta medalla de oro consecutiva tras imponerse a Francia en la final.

“Río, baby, vamos para ahí“, dijo Taurasi sobre la posibilidad de una cuarta medalla de oro, mientras festejaba la tercera haciendo el gesto del rayo de Usain Bolt.

El palmarés de esta escolta de 30 años, 1,83m y 74 kilos, no deja dudas: tres títulos universitarios con la Universidad de Connecticut (UConn); tres medallas de oro olímpicas; un campeonato mundial, dos títulos de la WNBA con los Phoenix Mercury y cuatro Euroligas con el Spartak de Moscú.

Además, Taurasi fue elegida mejora jugadora de la WNBA en 2009 y 2012, y ha sido la mejor anotadora de la liga estadounidense en cinco ocasiones -tiene una media de 20,8 puntos y cuatro asistencias por partido en su carrera.

De los Juegos Olímpicos de Londres se va con una media de 21 puntos, pese a que acababa de salir de una lesión de cadera que le había impedido jugar los últimos partidos de la WNBA con los Phoenix Mercury.

Taurasi nació el 11 de junio de 1982 en Chino, una población de unos 67.000 habitantes del sur de California, a unos 56 km de Los Ángeles, adonde su padre Mario y su madre Liliana habían llegado dos años antes procedentes de Argentina.

Su madre es de Rosario y su padre, nacido en Italia, emigró a Argentina de pequeño. Diana Taurasi habla español, la lengua que se usaba en su casa, y tiene una hermana.

Persona de sonrisa fácil, Taurasi no se muerde la lengua y acumula varios episodios que le valieron el sello de rebelde. Fue la jugadora de perfil más alto en negarse a recortar y ajustar su uniforme cuando jugaba en el Galatasaray turco, según las nuevas reglas de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) para hacer más atractivo el básquet femenino.

En noviembre de 2011, cuando juagaba en el Fenerbahce turco, dio positivo por modafinilo, un neuroestimulante que combate la fatiga, pero la Federación de Baloncesto de Turquía (TBF) acabó aceptando las explicaciones de la defensa de la jugadora, lo que le salvó de hasta dos años de suspensión.

Dos años antes, en 2009, Taurasi fue detenida en Estados Unidos conduciendo con más alcohol en la sangre del permitido, por lo que fue condenada a 10 días de cárcel de los que cumplió uno como parte de un acuerdo con el juez.

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.