Conecte con nosotros

Actualidad

Esgrima: Un Deporte de lujo

Publicado

el

La esgrima tiene sus orígenes en la Edad Media cuando la espada se utilizaba como arma defensiva que fue usada para romper armaduras y atacar a los caballeros con escudos. Cuando se va conociendo la pólvora, las armas de fuego van desplazando a la espada como arma de ataque y defensa, pero se va utilizando como actividad deportiva, usándose como entretenimiento y competición, con la ejercitación que requiere para adquirir las habilidades y destrezas necesarias para lograr un manejo efectivo de la espada en los duelos.

 En el siglo XVI se introduce en Italia, y el estoque y la técnica italiana (primeramente con el brazo izquierdo envuelto con un manto) se popularizaron en Europa, especialmente en Inglaterra y Francia.

En el siglo XVIII se inventó en Francia el florete, y surgieron distintos estilos de defensa y ataque, así como un vocabulario especial de esgrima. En el siglo XIX fueron prohibidos los duelos, y ya se enseñaron estas artes de esgrima con fines solamente deportivos y se comenzaron a usar los tiradores, el guante, el protector de pecho y la máscara de malla metálica.

Sobre los finales del siglo XIX, comienzan a aparecen en América maestros europeos, especialmente franceses e italianos, que comienzan a enseñar el arte de la esgrima, con lo que se inician exhibiciones de competidores locales que causan sensación con los lances de la pedana. Y se lucían los floretistas en presentaciones populares.

En la esgrima moderna se usan tres armas: florete, espada y sable. Fabricadas con acero templado, cada una tiene una longitud máxima de hoja de alrededor de 89 cm; el peso máximo para florete y sable es de alrededor de 500 g y para espada alrededor de 770 g. Desarrollada como arma de práctica y deportiva, el florete es considerada el arma básica y se enseña a todos los tiradores de esgrima novatos. Es un arma ligera y flexible que se usa para conseguir tocados embistiendo con su punta roma; la hoja es rectangular en sección transversal. La espada moderna deriva de la pequeña espada francesa; como el florete, es un arma de embestida, pero tiene una campana o protección de mano más grande, además de ser más pesada y de tener una construcción más rígida.

Los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896, los primeros de la era moderna, fueron iniciativa del barón Pierre de Coubertin. El mismo esgrimista, incluyeron competiciones de florete y sable, ambos en categoría masculina individual. La espada se introduciría en los Juegos siguientes, los de París, 1900. El sable y florete por equipos llegaría en los Juegos Olímpicos de San Luis de 1904. Los primeros Campeonatos del Mundo de Esgrima se celebraron en Londres en 1956. El florete femenino apareció a nivel individual en 1924 en los Juegos Olímpicos de París y por equipos en 1932 en los de Los Ángeles.

 

En 1913 nace la Federación Internacional de Esgrima, tras empezar a constituirse federaciones nacionales a partir de 1906. Esta Federación Internacional será quien conste como organizadora de las grandes competiciones y la responsable del Reglamento Internacional para estas pruebas.

La esgrima formó parte del programa de los primeros Juegos Olímpicos modernos en 1896 y hoy en día es uno de los escasos deportes que ha figurado siempre en el programa olímpico. La esgrima femenina hizo su primera aparición en los Juegos Olímpicos de 1924. Hoy en día, tanto hombres como mujeres se enfrentan en pruebas individuales y por equipos con tres tipos de hoja: florete, espada y sable. La prueba femenina de espada apareció en los Juegos de Atlanta, en 1996 y, en los Juegos de Atenas de 2004, se estrenó la prueba individual femenina de sable.

¿DÓNDE SE COMPITE?

Los combates individuales constan de tres periodos de tres minutos cada uno separados por un minuto de descanso. Gana el primero que alcanza la cifra de 15 tocados, o el que lleve más si el tiempo se acaba antes de llegar a 15. Por equipos cada miembro lucha contra los otros tres del equipo contrario. El primer asalto acaba cuando un equipo llega a 5 tocados, el segundo a los diez, y así hasta los 45, o nueve asaltos. Si tras los nueve minutos hay empate se disputa un minuto extra.

Con el sistema electrónico los tocados se registran mediante luces. En espada y sable un esgrimista tiene la luz roja y el otro la verde. Cuando se produce un tocado se ilumina la luz correspondiente al combatiente tocado. En florete una luz blanca se ilumina al tocar fuera del área permitida. El árbitro detiene el asalto cada vez que se enciende una luz, y después se vuelve a reanudar desde la posición de guardia.

En caso de detenerse un asalto los combatientes se colocan en el mismo punto donde estaban, salvo cuando hay un penal. Se da un tocado de castigo en caso de poner ambos pies tras la línea de límite de la pista, o por infracciones importantes o acciones violentas. Como aviso se muestra una tarjeta amarilla; en el caso del tocado de castigo se muestra de color rojo. Para infracciones más severas, como rehusar el saludo, se muestra una tarjeta negra, lo que significa la expulsión.

El florete es el arma más ligera de las tres. Para conseguir el tocado hay que tocar con la punta el torso del contrario con una presión que exceda de 500 gramos. Solo el atacante puntúa. El defensor puede hacerlo si contraataca tras fallar el atacante o bloquearle.

La espada se puntúa al tocar con la punta con una presión superior a 750 gramos. El cuerpo entero es área valida, incluyendo los pies y la máscara. Tocados mutuos con una diferencia inferior a 0.04 segundos cuentan para ambos contendientes.

En el sable se puntúa tanto al tocar con la punta como con el filo. El área válida es la parte superior del cuerpo incluyendo los brazos.

¿CÓMO SE COMPITE?

Intervienen dos combatientes que intentan tocar al contrario con su arma en las zonas permitidas para ganar el asalto. Hay competición individual y por equipos en cada una de las tres clases de armas. Las categorías masculinas incluyen: espada, florete, y sable, mientras que las mujeres compiten en espada y florete.

Para empezar el asalto el juez ordena: “En guardia”, y los esgrimistas se colocan en la línea de guardia que está situada a 2 metros de la línea central.

La historia de este deporte femenino es muy visto en la aristocracia y aquellos duelos de película con un toque de romanticismo que han quedado atrás, no dejan de darle prestigio a este deporte que hoy puede practicar cualquier persona y beneficiarse con sus efectos. Estamos hablando de la esgrima, quizá del deporte más elegante que existe pero que no deja de representar un gran esfuerzo físico, completo y con grandes ventajas sobre el funcionamiento orgánico.

La esgrima es un deporte muy completo que requiere de gran concentración y agilidad, eleva el ritmo cardíaco por lo que resulta en un ejercicio aeróbico, pero al mismo tiempo, requiere del trabajo muscular de las piernas que deben conservar una postura constante y por supuesto, de los brazos con los cuales se moviliza el elegante arma negra.

A simple vista reviste elegancia y quizá por su historia todos lo consideramos un deporte sólo apto para pocos, pero en realidad, hoy en día existen centros de esgrima que permiten su práctica sin mayores costos y que facilitan su aprendizaje para que podamos disfrutar de esta actividad tan completa y apasionante.

Este deporte tan elegante para mujeres deportistas puede incrementar al practicarlo la agilidad, la habilidad y la capacidad de respuesta, al mismo tiempo que trabaja músculos de brazos y piernas y optimiza el funcionamiento cardiorrespiratorio. 

Actualidad

Estas son las Leonas que viajarán a Tokio para los próximos Juegos Olímpicos

Consta de 16 protagonistas además de seis reservas en caso de sustitución por lesión o Covid-19

Publicado

el

La Confederación Argentina de Hockey dio a conocer, a través de las redes sociales, la lista definitiva de Leonas para los próximos Juegos Olímpicos. La misma consta de 16 protagonistas además de seis reservas en caso de sustitución por lesión o Covid-19. Una mezcla entre experimentadas y nuevas promesas para las que a diez (de las 16) significa su primera citación olímpica. El listado completo es el siguiente:

1. Belén Succi (ARQ)

2. Noel Barrionuevo (DEF)

3. Agustina Gorzelany (DEF)

4. Valentina Raposo (DEF)

5. Valentina Costa Biondi (DEF)

6. Victoria Sauze (VOL)

7. Agostina Alonso (VOL)

8. Eugenia Trinchinetti (VOL)

9. Micaela Retegui (VOL)

10. Rocío Sánchez Moccia (VOL)

11. Sofía Toccalino (VOL)

12. Delfina Merino (DEL)

13. Agustina Albertarrio (DEL)

14. María José Granatto (DEL)

15. Julieta Jankunas (DEL)

16. Victoria Granatto (DEL)

Reservas

17. María Emilia Forcherio (DEF)

18. Sofía Maccari (VOL/DEL)

19. Clara Barberi (ARQ)

20. Bárbara Dichiara (DEF)

21. Constanza Cerundolo (VOL)

22. Cristina Cosentino (ARQ)

El DT Carlos Retegui buscará el equilibrio perfecto entre quienes tiene una trayectoria  larga como Noel Barrionuevo (3 JJOO), Belén Succi, Delfina Merino y Rocío Sánchez Moccia (2 JJOO); las que tienen una relativamente corta como Agustina Albertario y María José Granatto y la gran mayoría, que hará su debut en esta edición de los Juegos: Agustina Gorzelany, Valentina Raposo, Valentina Costa Biondi, Victoria Sauze, Agostina Alonso, Eugenia Trinchinetti, Micaela Retegui, Sofía Toccalino, Julieta Jankunas y Victoria Granatto.

Evelina Cabrera fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA

Pero la lista también incluye a seis suplentes, en caso de algún cambio a último momento por lesión, contagio de Coronavirus u algún otro considerable percance.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Evelina Cabrera fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA

La entrenadora y co-fundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino volvió a ser noticia

Publicado

el

Evelina Cabrera continúa recibiendo distinciones por su ejemplo de vida y de superación. Luego de ser noticia por convertirse en la primera mujer en integrar el cuerpo técnico de un equipo masculino en México, la argentina fue designada como Embajadora de la Buena Voluntad por la OEA.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, fue quien designó a la dirigente de fútbol y activista social Evelina Cabrera como Embajadora de Buena Voluntad por la Equidad en el Deporte de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“Es un honor tener como aliada de la OEA a Evelina, quien lucha todos los días por la inclusión social y el empoderamiento de las mujeres y la niñez. Su ejemplo de vida inspira e inspirará a millones de niñas y niños y jóvenes en el Hemisferio para superarse utilizando como herramienta el deporte y así mejorar su calidad de vida y acceso a derechos”, dijo el Secretario General. “El deporte debe ser igualitario, y este objetivo se vuelve aún más importante en el contexto de pandemia, porque muchas mujeres, jóvenes y niños y niñas en situación de vulnerabilidad perdieron el acceso a la educación, a la salud, y otros derechos básicos”, agregó la entidad.

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Cabrera, por su parte, aseguró sentirse “muy feliz con este nombramiento”. “Es una gran responsabilidad que asumiré con mucho orgullo. Junto con la OEA tendremos la oportunidad de llegar a más niños y niñas en toda la región. El deporte es el reflejo de la sociedad. Todos los chicos y las chicas ven al deporte como un juego, pero también es una excusa para desarrollar otros temas que son tabú como la educación sexual, talleres de sensibilización de género, violencia doméstica, discriminación y muchos otras problemáticas sociales que sin el deporte fuera más difícil de hablar”, manifestó.

El trabajo conjunto de Cabrera y la Secretaría General de la OEA estará centrado en impulsar proyectos que cierren la brecha de género y fomenten la equidad en el deporte, anunciaron desde el sitio oficial.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

¿Cuál es el tiempo que hay que dejar pasar entre una carrera y otra?

Participar en muchas competencias seguidas, puede ser contraproducente

Publicado

el

Las carreras son eventos deportivos y sociales divertidos llenos de emociones. Muchas veces, la euforia de terminar una carrera, genera el deseo de querer participar todos los fines de semanas. Sin embargo esto puede ser contraproducente para el corredor si se exige más de la cuenta. Por eso hay que evaluar muchos factores a la hora de decidir en cantas competencias se quiere participar en el año.

Es esencial conocer el estado físico general, la resistencia y, sobre todo, y el enfoque que se le quiere dar a la carrera. Si uno quiere participar en una competencia de 10 Km como si fuera un fondo, como si fuera un entrenamiento, solo para correr un poco, entonces es una cosa. Pero si, por el contrario, si se busca dejar todo en la carrera e ir al máximo, la distancia entre dos carreras de hasta 10 Km es otra.

Trotar 10 Km es para muchos corredores una exigencia menor a un entrenamiento fuerte o el equivalente a un fondo rápido. Gran parte de los corredores hace fondos de 12 Km sin mayores problemas. Si uno quiere hacer una carrera a ese mismo ritmo, entonces no hay contraindicación alguna. Se puede hacer una carrera por fin de semana porque en realidad no se sentirá la diferencia. Tendrán hidratación, la medalla y mayor fiesta que en un entrenamiento solitario.

Tras ganar su medalla de bronce, Belén Casetta se la regaló a Santiago Maratea

Si por el contrario, se busca mejorar una marca por ejemplo, no se deben correr todos los fines de semana. Correr fuerte una carrera implica no solo un trabajo exigente en el día de la competencia, sino también una descarga en los días previos y una recuperación en los posteriores. Es cierto que es más sencillo recuperarse de un 10 Km que de distancias más largas, pero eso no significa que no haya desgaste en la competición de aficionados en los diez kilómetros.

Se deben dejar pasar, como mínimo, dos semanas sin competencias para recuperarse. Así que cada tres semanas, una carrera de diez kilómetros, para un aficionado, puede ser una distancia adecuada. Lo más aconsejable es no correr más de una carrera de diez kilómetros por mes. Además, correr demasiado seguido genera también entrar en una rutina que a la larga redunda en hartazgo. No solo por lo físico, en lo mental es movilizante la expectativa de la carrera, la preparación.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.