Connect with us
diana_taurasi_eeuu_basquet_femenino_ladeportista.com.ar diana_taurasi_eeuu_basquet_femenino_ladeportista.com.ar

Londres 2012

La “dorada” con genes argentinos

Diana Taurasi, cuya madre es argentina, volvió a colgarse la medalla de oro con la selección femenina de básquet de EE.UU. Su historia.
diana_taurasi_eeuu_basquet_femenino_ladeportista.com.ar
La estadounidense Diana Taurasi, padre italiano y madre argentina, es el acelerador de Estados Unidos y ayer tuvo su recompensa con la tercera medalla de oro olímpica de su carrera, a una sólo de la legendaria Lisa Leslie. Su equipo, que no pierde jun partido olímpico desde Barcelona-92, logró además su quinta medalla de oro consecutiva tras imponerse a Francia en la final.

“Río, baby, vamos para ahí“, dijo Taurasi sobre la posibilidad de una cuarta medalla de oro, mientras festejaba la tercera haciendo el gesto del rayo de Usain Bolt.

El palmarés de esta escolta de 30 años, 1,83m y 74 kilos, no deja dudas: tres títulos universitarios con la Universidad de Connecticut (UConn); tres medallas de oro olímpicas; un campeonato mundial, dos títulos de la WNBA con los Phoenix Mercury y cuatro Euroligas con el Spartak de Moscú.

Además, Taurasi fue elegida mejora jugadora de la WNBA en 2009 y 2012, y ha sido la mejor anotadora de la liga estadounidense en cinco ocasiones -tiene una media de 20,8 puntos y cuatro asistencias por partido en su carrera.

De los Juegos Olímpicos de Londres se va con una media de 21 puntos, pese a que acababa de salir de una lesión de cadera que le había impedido jugar los últimos partidos de la WNBA con los Phoenix Mercury.

Advertisement

Taurasi nació el 11 de junio de 1982 en Chino, una población de unos 67.000 habitantes del sur de California, a unos 56 km de Los Ángeles, adonde su padre Mario y su madre Liliana habían llegado dos años antes procedentes de Argentina.

Su madre es de Rosario y su padre, nacido en Italia, emigró a Argentina de pequeño. Diana Taurasi habla español, la lengua que se usaba en su casa, y tiene una hermana.

Persona de sonrisa fácil, Taurasi no se muerde la lengua y acumula varios episodios que le valieron el sello de rebelde. Fue la jugadora de perfil más alto en negarse a recortar y ajustar su uniforme cuando jugaba en el Galatasaray turco, según las nuevas reglas de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) para hacer más atractivo el básquet femenino.

En noviembre de 2011, cuando juagaba en el Fenerbahce turco, dio positivo por modafinilo, un neuroestimulante que combate la fatiga, pero la Federación de Baloncesto de Turquía (TBF) acabó aceptando las explicaciones de la defensa de la jugadora, lo que le salvó de hasta dos años de suspensión.

Advertisement

Dos años antes, en 2009, Taurasi fue detenida en Estados Unidos conduciendo con más alcohol en la sangre del permitido, por lo que fue condenada a 10 días de cárcel de los que cumplió uno como parte de un acuerdo con el juez.