Conecte con nosotros

Salud

Los argentinos comen muy mal: exceso de carne y poca verdura

Un informe comparó la dieta promedio con los estándares propuestos por la OMS. Detectó déficits en frutas y lácteos. Y excesos en azúcares y panificados.

Publicado

el

La dieta de los argentinos presenta un déficit promedio del 60% en hortalizas y frutas y del 40% en lácteos. En contraposición, hay un exceso del 100% en el consumo de carne vacuna y del 120% en azúcares y panificados. Estos datos surgen de un informe elaborado por el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA) que arroja como resultado que la calidad promedio de la dieta argentina es inferior a la mitad del estándar que propone la Organización Mundial de la Salud.

Ayer se difundió parte del estudio sobre la alimentación de los argentinos y la calidad de los alimentos procesados, que hoy será presentado oficialmente en conferencia de prensa. Los datos forman parte del Proyecto Observatorio de Buenas Prácticas Nutricionales, dirigido por el licenciado en Nutrición Sergio Britos.

El informe –elaborado con el apoyo de la compañía de agronegocios Bunge Argentina– consistió en un análisis de la calidad de la alimentación de la población argentina promedio, en base a tres ejes: la elaboración de una imagen ideal o promedio de la dieta argentina y su contrastación con las Guías de la OMS; el estudio de la incidencia de la industria de la alimentación en ese contexto; y el costo de la canasta saludable.

En primer lugar, a partir de la compilación de información estadística nacional “originada por diferentes fuentes (gubernamentales, cámaras empresarias y auditoras de mercado)”, se elaboraron las Hojas de Consumo Aparente de Alimentos 2013/2014. En ellas, el CEPEA registró la información sobre la cantidad y los tipos de alimentos disponibles para el consumo hogareño en el país.

Los estudios sobre disponibilidad de alimentos brindan un panorama acerca del problema de la calidad de la alimentación, pero no permiten establecer un diagnóstico preciso ya que no se acercan al problema de la distribución y el acceso a esos alimentos.

Está claro que la simple disponibilidad de un alimento no significa que llegue de manera homogénea y equitativa a todos los habitantes.

El estudio comparó esas Hojas de Consumo con las Guías Alimentarias y las recomendaciones realizadas por la OMS, y así estableció lo que llama “las brechas alimentarias”, que dan negativas en el caso de hortalizas, frutas, lácteos y pastas y legumbres, y positivas (excesos) en el caso de azúcares, harinas refinadas y carne vacuna.

Como parte de este análisis de las “brechas” entre la dieta argentina real y la propuesta de la OMS, el estudio resalta diez características “típicas de la mesa de los argentinos”: excesos en nutrientes críticos, concentración y monotonía de la dieta, alto aporte de calorías de mínima calidad nutricional, bajo consumo y diversidad de hortalizas y frutas, altos consumos de harinas refinadas y azúcares, hidratación poco saludable y deficiencia de calcio por bajo consumo de leche.

En segundo lugar, el estudio hace una velada defensa de la industria de la alimentación, que viene siendo altamente cuestionada por las prácticas de abaratamiento de costos y creciente concentración de la elaboración y distribución en cada vez menos empresas. “Los desvíos poco saludables de la dieta típica argentina no tienen su principal origen en malas prácticas nutricionales por parte de la industria alimentaria”, dice la gacetilla que adelanta los principales resultados del informe. “Por el contrario, el trabajo analizó en qué medida los perfiles nutricionales de alimentos industrializados, en particular su composición en sodio y azúcares, se modificó entre 2012 y 2015, hallando reducciones de sodio en fiambres, pastas frescas, quesos y aderezos, y de azúcar en galletitas dulces, aguas saborizadas y yogures”, agrega el comunicado.

Por último, el estudio de CEPEA analizó el costo de una canasta saludable de alimentos que el mismo trabajo desarrolló en consonancia con las nuevas Guías Alimentarias de Argentina, mensajes consensuados por nutricionistas de todo el país destinados a orientar a la población en la selección y consumo de alimentos y estilos de vida saludables. El análisis de los precios al público de una canasta armada según estas características le dio a los investigadores el costo final de $ 6025 por mes para una familia de cuatro personas.

Conclusiones polémicas

Según el adelanto del informe que se presenta hoy, la dieta media de los argentinos se compone en un 60% de alimentos naturales o de muy bajo nivel de procesamiento, 20% de productos de nivel medio de procesamiento y otro tanto de productos muy procesados. CEPEA, la ONG autora del estudio, dice en su página web: “Entendemos que la docencia e investigación en el ámbito de la universidad se complementa y articula con la iniciativa privada. Por lo que en los últimos años hemos estrechado vínculos con la industria alimentaria, en la perspectiva de su responsabilidad por una mejor alimentación para el conjunto de la sociedad”.

En ese contexto, los autores del trabajo llegan a la conclusión de que los desvíos o brechas que encuentran en la dieta típica argentina tienen su principal origen en “los elevados consumos de pan de panadería, carne vacuna fresca, azúcar en infusiones y bebidas y sal agregada desde el salero. Ninguno de tales productos es excesivamente elaborado por la industria”.

Actualidad

Estos son los beneficios de correr al menos diez minutos al día

Esta actividad tiene un gran impacto en el estado de ánimo de las personas

Publicado

el

El deporte es uno de los pilares básicos dentro de una vida saludable. Junto a una buena alimentación y descanso, realizar actividad física reporta grandes beneficios a la salud de las personas que la practican. Tras el estallido de la pandemia y el encierro que el virus provocó, muchos empezaron a ver el deporte como vía de escape.

Así las cosas, uno de los deportes que más ha crecido en los últimos años es el de correr. Aunque su popularidad se encontraba en auge antes de que el covid apareciese, fue tras la reapertura y la vuelta a la normalidad cuando correr se ha convertido en una moda sin igual. Entrenamientos de series, tiradas largas o simplemente correr por el monte son algunos de los distintos tipos que existen.

Correr 10 minutos al día

Científicos de la Universidad de Tsukuba, en Japón, han llegado a descubrir los grandes beneficios que reporta correr aunque solamente sea un breve lapso de tiempo. En apenas 10 minutos de carrera a intensidad moderada pueden aumentar el flujo sanguíneo de forma destacada. Este aumento actúa directamente a los diversos puntos de la corteza prefrontal bilateral del cerebro. Gracias a esto la parte encargada de los estados de ánimo y funciones ejecutivas se ve beneficiada en gran medida.

El seleccionado femenino de fútbol para ciegas derrotó a Colombia en el CeNARD

Así, según los investigadores correr solamente 10 minutos cada día puede ser muy beneficioso para la salud mental. Uno de los profesores encargados del estudio argumenta en las conclusiones que esta zona del cerebro coordina tanto el equilibrio como el movimiento, algo esencial en el día a día. Gracias a la recopilación de datos en los cambios hemodinámicos de la actividad cerebral se estudio a los sujetos mientras corrían diez minutos. Los sujetos debían responder una serie de problemas y así los investigadores analizaban las respuestas.

Tras diez minutos de carrera los sujetos mostraban mayor activación cerebral y, además, afirmaban sentirse de mejor humor. Según los autores, esto se debe a las activaciones del cerebro que regulan el estado de ánimo y como este mejora con el deporte. Este nuevo estudio permitirá avanzar en unas líneas de investigación para tratar enfermedades mentales. Estas han incrementado mucho en los últimos años, algo que supone un gran problema en la sociedad actual. El deporte puede ser una vía de escape interesante para enfermedades como la depresión que con estudios como este puede encontrar nuevos avances.

NT

Sigue Leyendo

Salud

Aseguran que las peras y las manzanas son las mejores frutas para regular la presión arterial

Así lo informó la Asociación Americana del Corazón en un informe

Publicado

el

La hipertensión arterial es un tema muy importante, dado que es muy frecuente. En la población en general, una de cada tres personas es hipertensa. Pero, un estudio de la Asociación Americana del Corazón publicado en su revista, ‘Hypertension’ y explicado en Science Daily, señaló que incluir peras y manzanas en nuestra dieta puede ser una muy buena idea ya que su composición rica en flavonoides genera un impacto positivo en la tensión arterial.

Se trata de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Queen’s en Belfast, que ha demostrado que los alimentos ricos en flavonoides, como las manzanas y las peras, parecen tener un efecto positivo en los niveles de presión arterial, una asociación que se explica en parte por las características del microbioma intestinal.

¿Qué son los flavonoides?

Son una serie de compuestos con fuertes capacidades antioxidantes que se encuentran en frutas y verduras, según explicó el autor de otro reciente estudio de la Universidad de Harvard, Walter Willett, profesor de epidemiología y nutrición en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard y profesor de medicina en la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, que remarcó qué frutas y verduras hay que consumir para reducir el deterioro cognitivo.

Los investigadores examinaron la relación entre el consumo de alimentos ricos en flavonoides con la presión arterial y la diversidad del microbioma intestinal. El estudio de la Asociación Americana del Corazón también investigó cuánta variación dentro del microbioma intestinal podría explicar la asociación entre la ingesta de alimentos ricos en flavonoides y la presión arterial.

Stefanía Ferrando, psicóloga social, busca la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos

La investigación se hizo entre 904 adultos de entre 25 y 82 años, el 57 por ciento hombres. Los investigadores evaluaron la ingesta de alimentos, el microbioma intestinal y los niveles de presión arterial de los participantes, junto con otros fenotipos clínicos y moleculares, en exámenes de seguimiento periódicos.

“Se sabe que los flavonoides que se encuentran en las plantas y alimentos vegetales como las bayas, las manzanas, el té, el vino y el chocolate negro ofrecen beneficios para la salud, incluidos algunos efectos protectores sobre el sistema cardiovascular. Un estudio de más de 900 adultos en Alemania evaluó la cantidad y frecuencia de ingerir alimentos ricos en flavonoides y midió las bacterias en el microbioma intestinal para determinar si existía una asociación con los niveles de presión arterial”, señaló el informe.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Cinco maneras de reducir los niveles de colesterol

Si bien el cuerpo lo necesita en pequeñas cantidades, los niveles altos pueden ser dañinos para la salud.

Publicado

el

Si bien, muchas veces, se habla del colesterol cómo algo negativo, el cuerpo lo necesita en pequeñas cantidades para producir hormonas, sintetizar vitamina D y brindar apoyo a las membranas celulares. Su consumo es necesario para el buen funcionamiento del organismo. Sin embargo, los niveles altos de colesterol sí pueden ser dañinos para la salud.

Esto se debe a que el colesterol puede comenzar a acumularse lentamente en los vasos sanguíneos, lo cual aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Las principales causas de una suba en los niveles de colesterol son una dieta deficiente en fibra y micronutrientes, alta en grasas saturadas y trans, la inactividad física, obesidad, fumar, una edad avanzada, diabetes y antecedentes familiares. Es importante determinar la causa para poder tratar el problema de raíz.

Asumió la primera presidenta de la Federación Atlética Metropolitana

Estas son cinco formas en las que se puede reducir los niveles de colesterol de manera saludable:

1. Comer más vegetales y no excederse en el consumo de carne
Tener un día a la semana libre de carne, en el que se pueda incrementar el consumo de vegetales puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre. Este paso incluye incorporar verduras, frutas, legumbres, semillas, frutos secos, que contienen nutrientes esenciales como fibra y antioxidantes que optimizarán la salud del corazón.

2. Agregar más grasas saludables a la dieta
Como palta, frutos secos, aceite de oliva y semillas. Los estudios muestran que agregar aceite de oliva a la dieta puede reducir los niveles de colesterol malo LDL, mientras que mejoran los niveles de colesterol bueno para optimizar una mejor salud del corazón.

Brillante triunfo de las hermanas Borelli en Mar del Plata

3. Reducir el consumo de azúcares añadidos
Estas se encuentran en galletas, jugos, refrescos, productos de repostería, ya que estos azúcares libres contribuyen a aumentar el colesterol LDL de forma natural. En su lugar se pueden consumir alimentos naturales como las frutas, estas por tener fibra y antioxidantes reducirán también el colesterol LDL en sangre.

4. Comer más fibra.
Estudios demuestran que consumir más fibra en la dieta, ayuda a mantener el colesterol en niveles adecuados. Aproximadamente se ven resultados con un consumo mayor de 22g al día. La mejor forma de agregar más fibra en la dieta es agregar los alimentos del punto 1.

5. Hacer ejercicio.
El entrenamiento de resistencia, como el levantamiento de pesas o los ejercicios con el peso corporal, pueden ser una opción especialmente útil para reducir el colesterol. De hecho, un estudio encontró que 14 semanas de entrenamiento de resistencia causaron reducciones significativas tanto en el colesterol total como en el LDL. El ejercicio aeróbico o cardio también puede ser beneficioso para la salud del corazón.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.