Conecte con nosotros

Actualidad

Salomé: Arbitra, Abogada y Audaz

Publicado

el



Los códigos civiles y penales vinieron después. Antes, mucho antes, Salomé Di Iorio conoció los del fútbol. Era una niña y ni imaginaba que algún día se iba a zambullir en esos libracos con normas, leyes y artículos, pero ya fatigaba canchas. Iba con su madre y sus dos hermanas: cuatro mujeres que recorrían estadios de equipos de ascenso y de Primera, plateas y populares, de local y de visitante. Ahí nació la pasión por el fútbol, la locura por verlo y por jugarlo. La vocación por el Derecho iba a tardar un poco más. Ni idea tenía por entonces la niña Salomé que años después iban a convivir la abogada de traje sastre con la árbitro de short negro. (¿Estará bien dicho “la árbitro” o se dirá “mujer árbitro”? Porque hablar de “el árbitro mujer” es medio ridículo. ¿Será, tal vez, “árbitra”?)

—¿Cómo tendr ía que decirte?

—¡Arbitra! –se apura Salomé–. Es una palabra que reconoció la Real Academia Española en 2001.

Sigue, entonces, la historia de la árbitra. Unos años después de conocer el fútbol en las canchas, Salomé decidió que quería jugarlo. Pero como el fútbol femenino no estaba tan desarrollado, no le quedó otra que sumarse a un equipo de varones. Fue el Indio Gómez, un ex jugador de Quilmes, que le dio la posibilidad. Con el 5 en la espalda, Salomé debutó rodeada de 21 hombres.

“Terminaba los partidos toda golpeada, y mis compañeros, nada –se lamenta–. Tuve tres esguinces en pocos meses. La diferencia de fuerza con los varones era mucha.”

Mientras intentaba como volante central, Salomé seguía yendo a las canchas, pero ya con amigos y compañeros del secundario. Y hablaba de fútbol. Mucho. Discutía jugadas, cuestiones tácticas, injusticias de los árbitros. Y siempre se lamentaba por lo mismo: la descalificaban por esas cuestiones de género tan de moda en estos tiempos. “¿Qué podés saber vos de fútbol si sos ujer?”, era el cierre de cada discusión. Hasta que se cansó y, cuando estaba en tercer año, se anotó en un curso de arbitraje para conocer afondo el reglamento. “Ya van a ver”, pensó la adolescente Salomé.

Tenía 16 años y Abogacía ya era una ambición. Pero para más adelante. Primero fue la escuela de arbitraje. “Nunca había tenido laintención de dirigir –confiesa–. Cuando iba a ver un partido, por ejemplo, me podía imaginar más jugando que dirigiendo.Todo se dio de casualidad. En el segundo año del curso, en las prácticas, los varones jugaban y a mí, junto con otras dos chicas, nos ponían a dirigir. Y me fue gustando. Empecé en countries y en ligas locales, mientras estudiaba Derecho en la UBA.”

Entonces llegaron el estreno como profesional en el ascenso y las anécdotas de una árbitra que se plantó en un ámbito machista como el del fútbol, más de diez años después del debut de la pionera Florencia Romano. En los primeros partidos, por ejemplo, Salomé se tuvo que bancar como jueza de línea que la escupieran durante los noventa minutos desde el otro lado del alambrado. “Había un grupo de hinchas que me seguía mientras yo corría por la línea”, grafica.

Después, como cuarta árbitra de Primera, enfrentó al desafío de calmar a un DT con un ataque de nervios. “¡No estoy en mi casa y no sos mi esposa! ¡No me mandes!”, le recriminó el entrenador. Otra vez, mientras anotaba en una tarjeta los números de los jugadores en pleno cambio, un hincha le gritó desde atrás: “Anotá mi número, 15-5…”. Pero la frase que más escuchó desde que se animó a dirigir entre hombres es “andá a lavar los platos”. Un verdadero clásico de todos los tiempos. “Y es lo más suave que me dicen”, sonríe.

Como todo buen árbitro, en algunas canchas tuvo que esquivar una intensa lluvia de piedrazos y de otras se tuvo que escapar adentro de un patrullero. Aunque también pasó por las buenas: el lunes pasado, cuando debutó como árbitra principal en la D, los dirigentes la recibieron con un ramo de flores. Un gesto mucho más elegante que el que recibió Florencia Romano en 1998 cuando debutó en la misma categoría en cancha de Victoriano Arenas: una bandera que decía “para dirigir te falta un pedazo”.

Fuente Diario Perfil

Actualidad

Cómo es el nuevo protocolo para realizar actividades deportivas con presencia de espectadores

Las nuevas medidas afectan a tanto a deportes grupales, individuales como a actividades recreativas al aire libre

Publicado

el

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires adoptó nuevas medidas referidas a la práctica deportiva y a la actividad física, en espacios cerrados y al aire libre que se comenzaron a aplicar desde el 17 de Septiembre.

Con respecto a las actividades realizadas al aire libre, a partir de esta etapa se permite la presencia de espectadores tanto en espacios públicos abiertos (por ejemplo en plazas y parques) como en establecimientos públicos y privados (como es el caso de los Polideportivos de la Ciudad y los clubes). Los deportes y actividades en espacios cerrados aumentan su capacidad al 70%.

El Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta explicó que los eventos al aire libre “van a pasar de un máximo de 2.500 personas a 4.000, siempre que el espacio permita respetar el protocolo de una persona cada dos metros cuadrados”, y agregó que “para los espacios cerrados la capacidad máxima aumentará a 4.000 personas, siempre y cuando no se supere la ocupación del 70% del lugar del evento”.

Escalada: Valentina Aguado y Zoe García Molina se preparan para el Campeonato Mundial IFSC 2021

Por su parte, los Polideportivos continúan con su horario de apertura habitual, de 8 a 20 horas. Los turnos se sacan exclusivamente mediante la web de la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires. Tanto en Polideportivos, como en clubes de barrio, gimnasios y espacios habilitados para la práctica deportiva, se le toma la fiebre a toda persona que acceda a los mismos. En caso de presentar 37.5°C o más, no podrá ingresar. No es obligatorio el uso de barbijo durante la práctica deportiva, pero sí al ingresar, circular y salir de las instalaciones.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Escalada: Valentina Aguado y Zoe García Molina se preparan para el Campeonato Mundial IFSC 2021

Las competidoras disputaron la prueba de Boulder acompañadas por el entrenador Tomás Vilariño

Publicado

el

La Escalada, al igual que otros tantos deportes, tiene su competencia a nivel internacional. En esta disciplina, Valentina Aguado y Zoe García Molina, acompañadas por el entrenador Tomás Vilariño, disputaron la prueba de Boulder en el Campeonato Mundial IFSC 2021 en Moscú, Rusia.

Estefanía Banini comenzó a jugar en el Atlético Madrid

Aguado, olímpica en #BuenosAires2018, llegó al puesto 45° sobre 83 competidoras del más alto nivel internacional, con un puntaje de 1 Top y 5 Zonas, ubicándose como la mejor sudamericana.

Por su parte, la juvenil García Molina, que está dando sus primeros pasos en el circuito mundial, se ubicó en el puesto 61° con 1 Zona. Este próximo lunes 20 de Septiembre, se llevará a cabo la clasificación de Dificultad (Lead), con la participación de Valentina.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Estefanía Banini comenzó a jugar en el Atlético Madrid

En sus primeras semanas, la mendocina ya le marcó un gol al Real Madrid en el clásico

Publicado

el

Hace casi un año, Estefanía Banini se sumó al elenco del Atlético Madrid con la ilusión de ganarse un lugar en uno de los clubes más grandes de España y con la esperanza de, tal vez, regresar a la selección nacional tras la llegada de un nuevo entrenador.

“A la vista de todos parece que di un paso para atrás, pero yo siento que en un tiempo serán todos pasos para adelante. Estoy feliz de pertenecer a un gran club, a uno de los grandes de España en esta etapa de mi carrera”, aseguró Banini.

No fue fácil asumir la determinación de dejar el Levante, que venía de lograr tres terceros puestos consecutivos en la Liga española para pasar a un Atlético Madrid que supo ser un equipo todopoderoso en su país (ganó el tricampeonato entre 2017 y 2019) pero que en las últimas temporadas había perdido el rumbo y que ni siquiera figuraba entre los primeros lugares. “Era muy tentador quedarme a jugar la Champions en el Levante, por eso fue muy dura la decisión”, sostuvo la mendocina, que admitió que con su anterior club “había pocas posibilidades reales de competir por el trofeo”, razón por la que finalmente firmó con el elenco de la capital.

Luciana Aymar dio a luz a su segunda hija

Al haber sido una de las últimas en fichar, a Banini ya no le quedaban muchos números de camiseta por elegir. Finalmente, se inclinó por el dorsal 22. “Creo que me representa por las locuras”, sostuvo con una sonrisa la futbolista que, a pedido del entrenador Óscar Fernández, volvió a moverse dentro de la cancha como enganche, la posición en la que más cómoda y libre se siente. Adaptarse a un equipo que apuesta al juego directo en la ofensiva es uno de los mayores retos que la argentina tiene por estos días.

Disputadas dos fechas de la Liga Iberdrola, la primera división de España, los números le sonríen a Banini: fue titular en ambos partidos, su equipo consiguió dos triunfos y ya anotó un estupendo gol en el clásico del último domingo ante el Real Madrid. “Estoy muy contenta de pertenecer a este gran club, estoy viviendo algo muy lindo y estoy disfrutando de donde estoy. Es verdad que tenemos un equipo muy nuevo, con un cuerpo técnico que recién ha llegado y con muchas cosas que han cambiado. Estamos en un proceso de adaptarnos y de conocernos, pero queremos competir en la Liga y cumplir nuestros objetivos”, recalcó.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.