Conecte con nosotros

Actualidad

Si se trata de correr, mejor descalzo

Publicado

el

El maratonista Jason Robillard dice que se producen menos lesiones; para especialistas argentinos, faltan pruebas

El renacimiento de lo natural ganó terreno en el mundo del deporte y un creciente número de maratonistas reivindican el retorno a los orígenes: corren descalzos. Las investigaciones se multiplican e instalan el debate que intenta determinar si efectivamente reduce los riesgos de lesión y mejora los resultados en las competencias, como aseguran sus promotores.

Uno de ellos es el ultramaratonista estadounidense Jason Robillard, que llegó de visita a Buenos Aires.

Este heredero de Abebe Bikila, el maratonista etíope que en 1960 ganó la medalla de oro en los juegos olímpicos de Roma, cuando recorrió -descalzo- los 42 km de la prueba en dos horas, 15 minutos y 16 segundos, se descalza para difundir su experiencia: “Nuestro cuerpo sabe cómo correr naturalmente. Cuando el pie está plano sobre el piso mantiene la columna en mejor posición, mejora el sentido del equilibrio y reduce las lesiones”, afirma.

Aunque admite que para alcanzar estos beneficios es necesario desandar hábitos ya instalados y embarcarse en un proceso de readaptación hasta incorporar nuevos.

“Se están investigando los efectos de correr descalzo -comenta a La Nacion el doctor Héctor Kunik, presidente de la Asociación Metropolitana de Medicina del Deporte-. Pero no existen estudios concluyentes sobre la diferencia de los índices de lesiones que pueden aparecer en el miembro inferior utilizando los distintos tipos de calzado. Ni a favor ni en contra.”

Su opinión coincide con la revisión de la bibliografía científica publicada hace unos meses en la revista de la Asociación Americana de Medicina Podológica. Los investigadores de la Universidad Midwestern, en Arizona, admiten que todavía no hay evidencias que confirmen o refuten los beneficios de correr descalzo, parecería que no es una mala alternativa y los fabricantes de calzado deportivo no se han quedado atrás en su imitación de la madre naturaleza. Así, se lanzaron a la producción de modelos que se mimetizan con los movimientos naturales e instalaron en el mercado las llamadas zapatillas “minimalistas”, es decir que ofrecen la mínima protección posible y -punto fundamental- no elevan el talón. Todo el pie está en el mismo nivel.

Con ellas se proponen invertir la tendencia que dominó durante cuarenta años en la fabricación de las tradicionales running shoes, de creciente suela amortiguadora.

El cuerpo sabe, dicen. Y no precisa suelas con aire para amortiguar el impacto de la pisada al correr. El secreto -tal vez perdido con el avance de la tecnología- consiste en cambiar la pisada. En lugar de hacerlo con el talón, la propuesta consiste en pisar con la parte central del pie, con pasos más cortos que llevan la cadencia habitual con zapatillas de 135 a 140 pisadas por minuto a 180. Cambio postural y rítmico que, según los defensores del arefoot running reduce las lesiones y mejora el rendimiento deportivo.

VOLVER A EMPEZAR

“Correr descalzo tiene una ventaja en chicos y adolescentes, de 9, 10 u 11 años: cuando se produce la consolidación de los huesos que hacen de sostén del cuerpo, ayuda a formar el arco del pie. En Nueva Zelanda, vi jugar al rugby descalzos a chicos de 11 y 12 años. Allí la superficie colabora, porque lo hacen sobre un césped que es realmente una alfombra, y me lo justificaban diciendo que promovían la formación de un buen apoyo del pie, para que se forme el arco correctamente”, comenta el profesor Luis Bruno Barrionuevo, preparador físico de las Leonas. Pero se resiste a adherir a esta propuesta para los adultos: “Cuando la persona va creciendo y las superficies sobre las que practica se hacen más hoscas, se aconseja mantener un calzado que sostenga la curvatura de la planta del pie y que sea adecuado en cuanto a la plantilla, que hoy tiende a tener un grosor más uniforme, es decir que el talón no es tan alto. Se tiende a correr con un calzado de poco grosor, para que el pie sienta la superficie, pero protegiendo el pie”.

El miedo a las lesiones es el argumento compartido que esgrimen los adherentes y los detractores de las nuevas zapatillas deportivas.

Una investigación publicada en octubre en el Journal of Strength and Conditioning Researchconcluyó que el 85% de los 785 deportistas estudiados son candidatos potenciales a sumarse a la nueva tendencia si reciben instrucción suficiente.

Sumar los beneficios de este retorno a lo natural requiere entrenamiento. “A los deportistas les enseñamos a volver a correr como niños”, dice Robillard.

Y Luciano Meritano, profesor de educación física y capitán del equipo de corredores Merrel Running Team, de Rosario, aclara que transitar el pasaje del calzado tradicional a las alternativas más nuevas implica un proceso de adaptación que oscila entre los cuatro y los seis meses.

Aclara que no está recomendado para mayores de 35 a 38 años. Tampoco para personas con alteraciones circulatorias o con pie diabético, ya que la enfermedad reduce la sensibilidad y una lesión puede profundizarse.

El entrenamiento adaptativo se realiza lentamente y sigue dos caminos alternativos. Uno consiste en descalzarse y correr distancias cortas, por ejemplo 400 metros, que suman otros 200 cada dos semanas.

Otro cambia progresivamente el tipo de calzado a partir del tradicional, con cámaras de aire y una amortiguación que se va reduciendo a medida que el deportista se adapta. La transición depende de cada corredor y está muy influida por su historia de contacto con la tierra. Quienes crecieron descalzos tienen mayores probabilidades de acomodarse con facilidad a la nueva tendencia, como los corredores de Kenya, acostumbrados a entrenarse descalzos y en ámbitos naturales.

Con la colaboración de Sebastián Ríos .

 

Fuente: Lanacion.com

Más información sobre zapatillas para correr

Actualidad

Afirman que el deporte aumente ocho veces las defensas contra el Covid-19

La actividad física reforzaría las chances de no padecer la enfermedad o sufrir menos impacto

Publicado

el

Afirman que las personas que realizan deporte llegan a multiplicar las defensas contra el Covid-19 hasta ocho veces más teniendo en cuenta a la gente que no hace nada y lleva adelante una vida sedentaria. De acuerdo a estudios realizados por médicos de España y de Estados Unidos, se midieron los parámetros con personas contagiadas en la primera ola, entre el 15 de febrero y 15 de abril de 2020.

Estos datos fueron publicados por el sitio especializado running.es y tanto los médicos norteamericanos como los españoles determinaron que “la actividad física regular puede influir positivamente en la evolución al contraer Covid-19”.

De acuerdo a dichos estudios, el riesgo de mortalidad de las personas que realizaban ejercicio físico es de 1.8%, mientras que el grupo que tenía una vida sedentaria tenían un porcentaje de casi 14. “Un estilo de vida sedentario inicial aumenta la mortalidad de los pacientes hospitalizados con COVID-19. Este hallazgo puede ser de gran utilidad en la prevención de la enfermedad grave por COVID-19”, asegura el informe.

Automovilismo: así funciona la primera escudería femenina argentina

“El análisis de mortalidad mostró un riesgo de muerte ocho veces mayor en el grupo 1(personas con vida sedentaria) frente al grupo 2 (personas que practican actividad deportiva). El análisis multivariable mostró que el sedentarismo fue un factor de riesgo independiente de mortalidad en aquellos pacientes que requirieron hospitalización por COVID-19 en nuestro centro. Expresado de otra manera, una actividad física regular de intensidad moderada a alta parece reducir la mortalidad relacionada con la infección por COVID-19. Hasta donde sabemos, este hallazgo no se ha demostrado previamente y representa un beneficio significativo del ejercicio regular en el pronóstico de COVID-19. Como tal, recomendar el ejercicio físico regular podría ser una simple medida preventiva, que podría tener un impacto real en la mortalidad durante las próximas oleadas de pandemias”.

Fuente: Más Aire Web

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Automovilismo: así funciona la primera escudería femenina argentina

El equipo, integrado enteramente por mujeres, debutará en abril en el Top Race Junior

Publicado

el

El automovilismo es un deporte inclusivo que permite la competencia directa entre hombres y mujeres. Sin estereotipos ni prejuicios, este deporte dio otro paso importante ya que tiene el primer equipo femenino de competición en la Argentina. El Vitarti Girls Team correrá en el Top Race Junior, la división menor del Top Race, y debutará el 4 de abril en el Autódromo de Concepción del Uruguay, en Entre Ríos. Tiene confirmadas dos pilotos (se sumarían otras), dos mecánicas, una ingeniera y la directora del equipo.

La fundadora del equipo, Tamara Vital expresó: “El proyecto comenzó en abril del año pasado, cuando empezamos a tener más tiempo por el parate por la pandemia. Hacía rato que quería hacer algo con las mujeres, las venía invitando a la categoría, pero no se daba por cuestiones presupuestarias. Bueno, empezamos a hablar y decidimos juntarnos para que esto tome fuerza. No era novedad que una mujer corra en autos porque ya hay más de 150 en el país en diferentes categorías, inclusive en el karting. Pero sí era una novedad que estén todas juntas en un mismo equipo y que haya apoyo femenino también en la parte técnica o en lo deportivo”.

“Cuando la pandemia nos dio un respiro y se pudo volver a la actividad decidimos probar con la piloto Rocío Migliore en Paraná; la prueba fue excelente. Las chicas recibieron de gran manera el mensaje de lo que queríamos hacer en el equipo, de lo que queríamos armar y a dónde queríamos llegar. En febrero probamos un Top Race Junior en Buenos Aires y luego hicimos otra prueba en La Plata a comienzos de marzo con Agustina Mattio y Valentina Funes, cuyo caso es para destacar porque viene del karting y por primera vez se subió a un auto de turismo. Y lo de Agustina no nos sorprendió porque sabemos que es prolija y rápida. También se sumó Candela Riestra”, agregó.

Auge del Running en plazas y parques

Por el momento, están confirmadas como pilotos Rocío y Valentina, y trabajan para reunir el presupuesto que les permita incluir a Agustina y Candela. El costo operativo (todo concepto) por fecha de un auto del Top Race Junior rondaría los 450.000 pesos.

El Top Race Junior es la tercera categoría del Top Race. Consiste en una promocional donde se forman pilotos que hacen sus primeras armas a nivel nacional. Todos los coches usan el mismo motor, suspensiones, gomas y otros elementos. Lo que cambian son las carrocerías y las chicas representarán a Chevrolet. Que los autos sean casi todos iguales potencia el factor humano en la conducción de los pilotos.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Auge del Running en plazas y parques

El Grupo de Entrenamiento La Deportista, bajo estrictos protocolos sanitarios, corre en Parque Chacabuco y está logrando una asistencia mayor a la prepandemia, aunque divididos en más días y horarios.

Publicado

el

A pesar del calor, uno los ve correr y correr. Despejándose. Tomando ese aire necesario en estos momentos. Se los ve felices, relajados, concentrados. “La vuelta al parque es un respiro de aire puro para todos los que vivimos encerrados y ayuda muchísimo para despejarse, el volver a ver a los compañeros de entrenamiento por más que no los puedas saludar con un abrazo. Antes nos veíamos en el zoom a través de una pantalla y encontrarse después de meses en persona ayuda muchísimo al ánimo y a la cabeza, y, como todo trabajo en grupo, estar con otra persona siempre colabora en el rendimiento”, sostiene la profesora Romina Molinari.

Esta vuelta gradual al espacio verde se dio por pedido de los mismos alumnos que poco a poco se van sumando y hoy están logrando un récord de participantes, divididos en más días y horarios. “Todavía hay muchos que no se animan a salir y siguen por zoom o prefieren hacerlo por su cuenta y nos piden los planes para saber qué hacer. Aun así en el parque tenemos unos 20 alumnos en cada uno de los entrenamientos”, explica.

“Nos cuidamos entre todos. Trabajamos fuerte la idea de grupo. Tratamos que no traigan mochilas y bolsos tampoco, y fundamentalmente respetamos la distancia social”, detalla Molinari.

La Deportista es un grupo de entrenamiento mixto para todas las edades y niveles fundado en 2009 por Laura Urteaga, quien en 2008 fue representante argentina en el Mundial de Triatlón en EE.UU. Del mismo, se inspiraron varios grupos de entrenamiento en toda la ciudad y surgieron cientos de corredores amateurs que de apenas caminar algunas cuadras pasaron a correr hasta maratones.

En ese sentido, Laura supo ser una gran inspiradora y defensora de los derechos de la mujer en el deporte. Una larga enfermedad con la que luchó con gran valentía hizo abandonar su lucha, pero dejó un legado importante en el país y en redes sociales, con un instagram que aún sigue vigente con miles de mensajes dejados por sus seguidores.
Quienes deseen más información pueden comunicarse a través de su página web completando el formulario o con la profesora Romina Molinari al 1163366404.

El Running Team La Deportista entrena en el Parque Chacabuco los días martes, jueves y sábados a las 8:00; y lunes, miércoles y viernes a las 19. 

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.