Conecte con nosotros

Salud

Tener sobrepeso podría estar relacionado con el autoesfuerzo

Lo afirma un estudio científico.

Publicado

el

Cerebros de las mujeres con sobrepeso responden de manera diferente a las imágenes de ejercicio que hacen los cerebros de las mujeres más delgadas, un nuevo estudio neurológico sofisticada encuentra, lo que sugiere que nuestras actitudes hacia la actividad física pueden estar más influenciados por el tamaño de nuestro cuerpo que previamente se ha entendido.

Para el estudio , que fue publicado el mes pasado en el International Journal of Obesity, los científicos afiliados con la clave Laboratorio de Cognición y Personalidad en la Universidad del Suroeste en Chongqing, China, reclutaron a 13,, mujeres con peso normal jóvenes sanos y 13 con sobrepeso u obesos.

Los científicos pidieron a los voluntarios para completar dos cuestionarios, uno de los cuales probaron la medida en que ellos consideraban ejercicio deseable; ¿estarían de acuerdo, por ejemplo, que, “si tuviera que estar sano y activo, ayudaría a hacer amigos”? El otro conjunto de preguntas examinó si se espera que el ejercicio sea desagradable, si iban a ser físicamente activo en la mayoría de los días, por ejemplo, tendrían que esperan terminar con la sensación de dolor, o incluso avergonzados por el ejercicio en público?

Luego, los investigadores tenían cada mujer se encuentran en el interior de una máquina de resonancia magnética funcional, que analiza el flujo sanguíneo a áreas específicas del cerebro, lo que indica las zonas de mayor actividad. Luego comenzaron una presentación de diapositivas.

Desde hace algún tiempo, los científicos han sabido que los cerebros de muchas de las personas con sobrepeso funcionan de manera diferente que los cerebros de las personas más delgadas cuando se ven en las imágenes relacionadas con la alimentación. En estudios neurológicos previos , cuando los voluntarios más pesados vieron imágenes de alimentos o la preparación de alimentos, por lo general desarrollan una mayor actividad en porciones del cerebro involucradas en el procesamiento de la recompensa, o un deseo de que fueran las cosas, incluso en un área llamada el putamen. Al mismo tiempo, sus cerebros mostraron una actividad relativamente romo en las áreas que se cree para inducir la saciedad, o la capacidad de saber cuando están llenos. Estos cambios generalmente se invierten en los cerebros de las personas más delgadas que aparecen las mismas imágenes.

Pero no hay estudios de escaneo cerebral habían examinado si ser pesado también podría afectar a la respuesta de la gente del cerebro – y presumiblemente sus actitudes hacia la actividad física -.

Así que, para hacer frente a ese vacío, los investigadores ahora destellaban una serie de fotografías antes de que sus voluntarios propensas. Noventa de las imágenes mostraban personas siendo gozosamente activo al correr, bailar, saltar, jugar al tenis y tal. Se pidió a las mujeres de imaginar vívidamente a sí mismos realizando las mismas acciones, utilizando gestos y contorsiones corporales limitadas, en la medida posible, dentro de los confines del escáner.

Noventa imágenes adicionales ofrecidos, comportamientos sedentarios relajados, incluyendo tumbarse en un sofá y se sienta en una silla de escritorio. Una vez más, las mujeres se dirigieron a imaginarse a sí mismos de manera similar descansar. Las diversas imágenes de la actividad y la tranquilidad se entremezclan con fotografías de paisajes.

Mientras que las mujeres vieron las imágenes, la máquina de resonancia magnética funcional del seguimiento de su actividad cerebral.

Las lecturas resultantes revelaron que los cerebros de las mujeres con sobrepeso se desanimaron por el ejercicio. Se muestra imágenes de personas siendo activo, estas mujeres desarrollan poco la activación en la región putamen del cerebro, lo que sugiere que no disfrutan de lo que estaban viendo. Al mismo tiempo, una parte del cerebro relacionada con la trata de emociones negativas se iluminó mucho más cuando vieron las imágenes de movimiento que de estar. Emocionalmente, los escáneres cerebrales sugirieron, que esperaban tener aversión actividad física mucho más de lo que esperaban a desdeñar sentado.

La actividad cerebral de las mujeres más delgadas, por lo general, era todo lo contrario, con el putamen iluminando cuando vieron que otros trabajan fuera y prevé hacer lo mismo sí mismos.

 Tales datos podrían parecer a primera vista desalentadores, lo que subraya la posibilidad de que la obesidad o el sobrepeso es de auto-refuerzo, aunque es imposible saber de este estudio si una aversión de ejercicio contribuyó a originaron por el aumento de peso.

Un hallazgo inesperado final y desde el estudio proporciona una base para la esperanza, sin embargo. Las exploraciones también mostraron que cuando los voluntarios con sobrepeso vieron imágenes de ejercicio, una parte de su cerebro relacionada con la memoria movimiento se mantuvo obstinadamente en silencio. Sus cuerpos no estaban familiarizados con la forma de estar activo, lo que podría haber contribuido, los autores del estudio especulan, a la respuesta emocional negativa de la mujer a la actividad. No sabían cómo hacer ejercicio y anticipada no disfrutar tratando de aprender.

Curiosamente, estas mujeres habían dicho también al inicio del estudio, al responder a los cuestionarios, que esperaban que el ejercicio para poner fin a la vergüenza (y al mismo tiempo creer que si tan sólo pudieran ejercer, que sería más popular).

Los robos de balón prácticos de las conclusiones son obvias y casi conmovedor.

“Animar a la gente a realizar actividades físicas y ejercicio que se encuentran realmente placentero y podría disfrutar“, dijo Todd Jackson, profesor de ciencias del ejercicio en la Universidad del Suroeste, que dirigió el estudio.

 

Actualidad

Las mujeres más influyentes de la historia del deporte argentino

Ellas han llevado los colores a lo más alto de la elite mundial y dejaron sus apellidos grabados para siempre.

Publicado

el

En La Deportista destacamos a las deportistas argentinas que hicieron historia, marcaron un antes y un después, y fueron influyentes para que otras generaciones de mujeres se sumen al deporte.

Luciana Aymar: magia en el hockey

Es considerada la mejor jugadora de la historia del hockey y ha cambiado el paradigma del juego a nivel mundial. Fue elegida ocho veces como la mejor del mundo y ganó dos mundiales, cuatro medallas olímpicas y seis Champions Trophy. Sin dudas, una de las mujeres más destacadas e influyentes del deporte argentino.

Gabriela Sabatini: un ícono del tenis

Gabi es un ícono del tenis y del deporte argentino. La mejor tenista del país de todos los tiempos, aunque Mary Terán de Weiss haya sido, entre los años 40 y 50, la primera estrella del tenis nacional. Sabatini fue número 3 del mundo en el circuito WTA y ganó el US Open en 1990. También fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1988.

Paula Pareto: la pequeña gigante

La judoca es una verdadera fenómena en el deporte femenino. Actualmente es campeona del mundo y medalla de Oro en los Juegos Olímpicos 2016 en su categoría (hasta 48 kilos). Además, ya había ganado medalla de Plata en Pekin 2008. Además, se recibió de médica y está haciendo la residencia en traumatología. Una genia.

Nora Vega: multicampeona en patín

La marplatense es la mejor patinadora de la historia argentina y llevó la antorcha olímpica en los Juegos de Atlanta 1996 y Pegín 2008. Logró cinco títulos mundiales entre 1979 y 1994, seis títulos panamericanos y diez títulos sudamericanos.

Jeanette Campbell: una pionera de elite

Fue una nadadora francesa nacionalizada argentina campeona y plusmarquista argentina y sudamericana y ganadora de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Berlin 1936, donde igualó el récord olímpico. Fue una promotora del deporte femenino y fue la primera atleta mujer en obtener una medalla y en participar de un juego olímpico.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
ENTRENA EN PARQUE CHACABUCO CON LA DEPORTISTA RUNNING TEAM

Marcela Acuña: número 1 del boxeo

La Tigresa Acuña fue una pionera en el boxeo femenino argentino y se convirtió en una figura emblemática al ganar cuatro títulos mundiales en peso pluma (WIBA) y peso supergallo (WIBA / CMB). Abrió las puertas para que otras mujeres se destaquen en el boxeo.

Noemí Simonetto: primera atleta de plata

La atleta argentina fue la primera sudamericana en ganar una medalla olímpica al lograr la de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 1948. En 1945 se ubicó primera en el ránking mundial de 80 metros con vallas y de salto en largo. Ganó 17 medallas (11 de oro) en los campeonatos sudamericanos entre 1941 y 1947.

Cecilia Carranza: regatista de oro

La regatista se consagró campeona olímpica junto con Santiago Lange en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Fue subcampeona mundial en 2014, campeona panamericana en 2011 y varias veces campeona sudamericana y argentina.

Sigue Leyendo

Actualidad

Investigación científica asegura que caminar todas las semanas aumenta la expectativa de vida

El ejercicio y la salud están estrechamente relacionados. En un mundo con grandes problemas de sedentarismo, sobrepeso y obesidad (sumado las enfermedades que se producen a raíz de estas) la actividad física es una parte fundamental del cuidado de la salud.

Publicado

el

El ejercicio y la salud están estrechamente relacionados. En un mundo con grandes problemas de sedentarismo, sobrepeso y obesidad (sumado las enfermedades que se producen a raíz de estas) la actividad física es una parte fundamental del cuidado de la salud. En general se recomienda un mínimo de dos horas y media de ejercicio moderado cada semana para una salud y una longevidad óptima. Cuando se trata de caminar, un ritmo moderado implica andar a aproximadamente 4 kilómetros por hora.

Ahora, por primera vez, los investigadores de la American Cancer Society (ACS) analizaron específicamente cómo caminar por encima y por debajo de este nivel mínimo afecta la salud, específicamente la salud de los estadounidenses mayores, y las noticias son buenas.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Todos los días podés correr con el running team La Deportista

La actividad física, incluyendo solo salir a caminar, está asociada con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y, hasta cierto punto, cánceres de mama y colon. Caminar baja los marcadores de algunas de estas enfermedades, como la insulina, el colesterol y los niveles de presión arterial. El estudio de la ACS, publicado en la edición de octubre de la revista científica American Journal of Preventive Medicine, también encontró una fuerte asociación entre caminar y reducir el riesgo de muerte por enfermedad respiratoria.

En general, cuanto más se camina, menor es el riesgo. Pero estos investigadores también encontraron que caminar por debajo de la recomendación mínima como única forma de ejercicio puede extender el tiempo de vida en comparación con alguien que está inactivo. Por otra parte, no encontraron una diferencia significativa entre cumplir y exceder los niveles recomendados en aquellos para quienes caminar es su única actividad física.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Todos los días podés correr con el running team La Deportista

Además de la prevención de enfermedades y la longevidad, caminar y otras actividades físicas también se asocian con una mejor salud mental y un mejor funcionamiento cognitivo. Los investigadores describen el caminar como el ejercicio perfecto para hombres y mujeres mayores.

Los expertos de Harvard Medical School señalan que caminar puede ser tan eficaz como los medicamentos para aliviar el estrés y evitar la depresión. Para mantener el hábito de caminar, los especialistas recomiendan atar las caminatas a otros eventos del día, como el desayuno o el almuerzo, para empezar a asociar mentalmente el hecho de caminar con estas actividades, y tener un recordatorio diario de que es hora de caminar.

También está recomendando escuchar audiolibros o música mientras se camina y pasear con un amigo o pareja. NR

ladepo
Fuente consultada: infobae

Sigue Leyendo

Actualidad

Los mejores ejercicios para ganarle la batalla a la “pancita” y marcar los abdominales

Lucir una zona abdominal tonificada es una tarea compleja de lograr pero no inalcanzable. Rutina exprés para trabajar el área íntegramente.

Publicado

el

El objetivo es el mismo: tonificar la zona del vientre, lograr transformar la adiposidad acumulada en músculos firmes y relucientes. Ganarle la batalla a la “pancita” es una de las metas más buscadas y a la vez más complejas de alcanzar. Pero no imposible.

En general, los instructores recomiendan una serie de pautas para ejercitar correctamente el abdomen, involucrando íntegramente las porciones musculares y evitando lesiones lumbares, cervicales y en la parte inguinal.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Todos los días podés correr con el running team La Deportista

El primer paso es desarrollar la técnica de manera adecuada. Básicamente, se trata de localizar el movimiento y la fuerza en la zona que se está ejercitando para poder relajar el resto del cuerpo.

Luego, mantener la constancia del entrenamiento, que debe estar complementado con una dieta rica y saludable. No hay más misterios. Los consejos se enmarcan dentro de estas reglas. Lo que incidirá después es la variante con que se trabaje el área.

TAMBIEN PUEDE INTERESARTE
Todos los días podés correr con el running team La Deportista

Existen diversos estilos para trabajar los abdominales. Pero no todos brindan los mismos resultados. El preparador físico Luciano Buzzetti compartió tres ejercicios de los más efectivos. Una rutina exprés y eficaz para empezar a llegar al popular six-pack de cara al verano.

1. Abdominales con elevación de una pierna
Consiste en acercar las piernas con el torso y volver a la posición inicial, con todo el cuerpo estirado. Con los brazos siempre extendidos, elevarlos al mismo tiempo que lo hace una de las piernas, que van intercalando en cada movimiento. “La ejecución debe ser despacio, sin apurarse. La fuerza la hace la panza, no el cuello”, apuntó el especialista . Hacer tres series de 20 repeticiones.

Abdominales con elevación de una pierna

2. Plancha sobre bosu
Una de las variantes más valoradas por los profesionales de la actividad física: los isométricos, en este caso empleando el bosu. Puntos claves de la posición: la espalda recta, los brazos extendidos y la panza contraída. Bien afirmado sobre la herramienta, a la vez que se desarrolla la musculatura, se trabaja también la estabilidad corporal.
Por lo exigente, la cantidad de series y repeticiones se determinará según cada individuo. Una planificación habitual comprende entre tres y cuatro vueltas, de 30 a 40 segundos cada una.

Plancha sobre bosu2

3. Cortos sobre bosu
El último ejercicio también se ejecuta con el bosu. En este caso, son los famosos “cortitos”. Buzzetti señaló que se debe subir y bajar estando “boca arriba, con los brazos abiertos (las manos detrás de las orejas), la vista al frente, mirando hacia el techo, y el lumbar (la espalda) debe quedar apoyado en la curvatura del bosu”. La secuencia será la misma que en el primer ejercicio. NR

Cortos sobre bosu2
Fuente consultada: infobae

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.