Conecte con nosotros

Atletismo

Verónica Stocker, una de las mejores “corredoras verticales” del mundo

Hija de argentinos, se destaca por subir escaleras a gran velocidad. Acaba de trepar los 86 pisos del Empire States en 15 minutos.

Publicado

el

Trepa los escalones de dos en dos. Su figura de espiga gira en una leve torsión a medida que ascienden y se enrulan las escaleras del Empire State. Las sube, las corre, a toda velocidad. Sus brazos larguísimos, delgados y con músculos bien definidos presionan levemente contra la baranda. La ayudan a impulsarse hacia arriba, un poco más. Verónica Stocker, 45 años, va camino al roof, en el piso 86 de uno de los rascacielos más emblemáticos de Nueva York. “Camino” es una forma de decir. En realidad, vuela. Apenas pasadas las ocho de la noche del miércoles 4 de febrero, devoró los 86 pisos (1.576 escalones) en 15 minutos 25 segundos. Quedó exhausta pero feliz. Y salió sexta en la clasificación general de mujeres (en total participaron más de 250 atletas). Con este tiempo batió su propia marca de 2009, cuando corrió el Empire por primera vez en 17 minutos 6 segundos. Stocker fue seleccionada entre los mejores atletas del mundo para participar este año en una de las carreras verticales más prestigiosas del globo y se prepara para subir el domingo que viene a la Stratosphere Tower, de 108 pisos, en Las Vegas.

Ahora la sonrisa de felicidad le transforma la cara de nervios y dolor que traía mientras subía el mítico edificio de la película Desayuno en Tiffany’s. “Me ardían los pulmones. Sentía que la sangre me hervía y el corazón me iba saltar por la boca. Los escalones del Empire son muy altos y las escaleras más empinadas. Fue extremadamente difícil, casi brutal. Me dolía todo, pero al estar llegando, cuando alcancé a escuchar los ruidos y aplausos de la gente en la terraza y sentía los clics de las cámaras saqué lo último de fuerza y de vida que me quedaba. Y fue pisar la meta y ver todo Manhattan iluminado. Me largué a llorar”, cuenta aún emocionada vía chat la rubia nacida en Canadá, que vive en Los Angeles y habla perfecto español poque tiene papá y mamá argentinos, ¡que también trepan por las escaleras!

Stocker, con 1,65 metro y 55 kilos, es una especie de mujer araña. Así lo demuestran sus marcas para batir rascacielos. Corrió el US Bank Tower de Los Angeles, con 75 pisos y 1.664 escalones, en 13 minutos 3 segundos. Y lo más alto que encaró: 103 pisos de Willis Tower de Chicago: 2.109 escalones que liquidó en 18 minutos con 27 segundos. Verónica quedó en 2014 primera entre los canadienses en la clasificación mundial de carrera vertical, quinta entre los estadounidenses y 21 en el mundo. “Mi meta es entrar al top ten mundial”, cuenta.

Empezó participando en carreras de calle y de montaña. Pero su “locura” por las escaleras se despertó hace diez años. Fue por insistencia de su novio Alberto Henriquez. “El había visto el afiche que anunciaba la competencia en el gimnasio al que voy, el Ketchum YMCA. Y me alentó para anotarme. Me veía que siempre practicaba en el Stair Stepper, un aparato que simula escaleras. Pero no le hice caso. Al año siguiente seguía insistiendo y para que me dejara de molestar, acepté. ¡Terminé en el podio! Salí tercera en mi categoría (30 – 39 años) y sexta en la general de mujeres”, explica.

“Mientras subo voy sumamente concentrada en mi respiración y en cómo manejar, controlar y aguantar el dolor. A veces, por los nervios, siento que mis piernas me van a fallar y que me cuesta coordinar mis manos que se toman de la baranda y mis pies que suben de dos en dos los escalones. Hay escaleras anchas, angostas, más o menos empinadas, con o sin pasillos. Y esto hace que pueda variar tu ritmo. Si corrés en forma competitiva, esto te puede modificar el tiempo final. Si bien termino agotadísima, con muchas molestias y signos de alergia, por suerte me recupero rápido. Y ya pienso en anotarme en la siguiente”, confiesa en perfecto español.

Verónica Stocker3

Verónica, que trabaja como intérprete judicial, deja su vida en cada ascenso y guarda una razón afectiva muy especial. Es la historia con su abuela materna Mimi. “Ella era jugadora de cartas y fumaba muchísimo. Con 14 años, yo le encendía los cigarrillos. Fumé hasta los 30, cuando quedé embarazada. Tiempo después a mi abuela le diagnosticaron enfisema pulmonar y falleció unos diez años más tarde. La vi sufrir muchísimo. Todas mis carreras se las dedico a ella. Siempre la tengo presente cuando estoy subiendo. Sé que lo que estoy sintiendo en mis pulmones, el ardor, el dolor, la falta de aire, es lo que viven a diario las personas que sufren del pulmón. Muchas de estas carreras son a beneficio para luchar contra este tipo de enfermedades y también por eso participo.”

La pasión por la maratón vertical se expandió por toda la familia Stocker. Su papá, Juan, de 73 años, maratonista como ella, fue el primero en seguir los pasos de Verónica. Y la mamá, Margarita Raimundez, con 70 años, tampoco quiso quedar afuera. Al principio Margarita participaba como voluntaria para asistir a los atletas y luego también se anotó para competir. Y Matías Stocker, con 14 años, único hijo de Verónica, suele tener excelentes marcas en el run up. “El es mi gran orgullo. Empezó a subir escaleras los siete años”, cuenta Verónica. Incluso la pareja de papá Stocker, Marielle de 61 años, también vuela en la vertical.

Los cuidados y preparación para semejante nivel de entrenamiento requieren de bastante esfuerzo. “Resulta muy difícil entrenar porque no hay lugares físicos similares a un edificio alto para practicar. Y tampoco te los prestan para hacer pasadas. Eso significa justamente uno de los mayores retos de la carrera vertical. Entonces subo ‘cuestas’, voy en bicicleta y levanto pesas. Todo ayuda. También corro por Silverlake, un barrio cercano a mi casa de Los Angeles, con calles muy empinadas y gradas”, completa Stocker.

En cuanto a su alimentación admite que come de todo excepto carnes rojas o pollo. “ Nunca hice dieta. Disfruto mucho de la comida y tengo gran debilidad por los postres. Me gusta comer pescados y mariscos, huevos, queso y derivados de la leche. Sí intento que todo sea lo más sano posible. Y de a poco me voy acostumbrando a dejar el azúcar”, cuenta. Aclara que jamás sintió dolor en las rodillas –algo común en ciertos corredores– pero que sí sufre de artritis en los pies, aunque por un tema genético.

Supongamos que debés hacer algún trámite en un piso alto. No me digas que vas por el ascensor…

Ni lo dudo, ¡escaleras! Y en los hoteles siempre las reviso. Debo admitir que me cuesta subir las escaleras como una persona normal. Siempre quiero correrlas como si estuviera en una carrera, usando la baranda y pisando de dos en dos. Claro que a veces me intimida un poco llamar la atención. Y tampoco quiero transpirar si estoy bien vestida porque voy a trabajar. Pero es cierto que cuando entro a un edificio, lo primero que me viene a la cabeza es cuántos pisos y escalones tendrá. Y, lo más terrible, siempre calculo cuánto tardaría en subirlo.

Verónica Stocker1

Fuente: Clarín

Atletismo

Estos son los cinco motivos para empezar a correr

El running tiene beneficios físicos y psíquicos para quienes lo practican

Publicado

el

Si bien el correr siempre estuvo asociado al querer bajar de peso, lo cierto es que el running tiene múltiples beneficios para quienes los practican, no solo a nivel físico sino también a nivel psíquico. Estos son los cinco motivos para iniciarse en el mundo del running.

1- Correr ayuda a llevar una vida sana

El running ha cambiado el destino de infinita cantidad de personas. Hacer ejercicio es el consejo más elemental y no por eso menos acertado que escucharán cuando se habla de bienestar físico. Pero, ¿a qué llamamos bienestar físico? Por supuesto se trata de buena salud. La vida sedentaria aumenta el riesgo de una muerte prematura.

Para las personas que hacen actividad física, abandonar los malos hábitos resulta más sencillo. El ejercicio motiva, pero el running motiva aún más a llevar una vida sana a medida que pasan los días. La Organización Mundial de la Salud advierte que el sedentarismo influye de forma tan nociva como la mala alimentación, el tabaquismo o el consumo de alcohol. El riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares se duplica para quienes no hacen actividad física.

2- El salir a correr permite conocer gente

Uno de los motivos por los cuales alguien empieza a correr es la posibilidad de conocer gente. La vida social en la adultez es muy compleja y en las grandes ciudades es muy complicado generar redes sociales con personas afines. Más allá de que uno sea una persona solitaria o no, el hecho de empezar a correr permite conocer otras personas.

Hay muchos running teams, carreras, lugares donde entrenar en los que se puede socializar. Los clubes han dejado de tener el peso que tenían antes en la sociedad y a través del running las personas han empezado a conectarse con el deporte y la vida social. Se puede ir a un running team también con amigos o con la pareja o en familia, en todos los casos se conocerá gente. Un deporte famoso por su fama de solitario, resultó ser uno de los puntales de la experiencia colectiva en el siglo XXI.

Automovilismo: así funciona la primera escudería femenina argentina

3- Correr ayuda a aliviar la angustia y el estrés

La necesidad de aliviar muchos de los trastornos psicológicos sin duda es uno de los grandes motivos para empezar a correr. La palabra clave es “aliviar”, en particular cuando se habla de depresión. Muchos especialistas en salud mental recomiendan el ejercicio como una forma efectiva para mejorar el estado de los pacientes. Pero correr no hace magia, correr ayuda mucho y es un complemento para aliviar todos estos estados.

Una gran cantidad de personas que padecen angustia han mejorado mucho su situación al empezar a correr y claramente el estrés se alivia corriendo. Las endorfinas, se sabe, son antidepresivas y al correr, las generamos. La mayoría de los corredores, cuando sale a correr, siente un alivio en su angustia o en su estrés. El bienestar del ejercicio físico es notable y es por eso que cuando un corredor entra en el mundo del running ya no lo abandona.

4- Correr es un importante factor para mejorar la autoestima

No todas las personas tienen problemas de autoestima, pero muchos tienen algún complejo, siente inseguridades o no están a gusto consigo mismos. Sin llegar al extremo de quienes sufren distorsiones severas, mucha gente cree que su cuerpo puede verse mejor. Pero lo más importante: puede sentirse mejor. Somos individuos sociales marcados los otros y la sociedad en la que vivimos. Pero si bien -y por suerte- la belleza es subjetiva, hay cuestiones físicas que, objetivamente, nos hacen sentir mejor.

Tener fuerza para subir una escalera, aliento para caminar varias cuadras sin agotarnos, esos detalles del estado físico cambian la percepción que tenemos de nuestro cuerpo. El running nos hace física y mentalmente más fuertes y eso cambia nuestro vínculo con nuestro cuerpo. Al completar un entrenamiento tenemos la sensación de que podemos completar lo que nos proponemos. Una persona que termina una carrera de 10 Km siente un mayor respeto por su cuerpo, se siente agradecido por lo que ha logrado, su mente se fortalece. Cuerpo y mente se motivan mutuamente.

5- Correr para tener un espacio de libertad

Las personas sienten muchas veces que sus responsabilidades las agobian. No siempre hay que correr solos, pero un entrenamiento a la semana en soledad es una enorme ayuda. Y aun cuando corramos con otros, elegir hacerlo es adueñarnos de nuestro propio tiempo. Crear un espacio propio. Para divertirnos, para hacer ejercicio, para pensar, para lo que queramos, ese es nuestro espacio. Si uno lo piensa, son muchas cosas buenas en un solo lugar. Ser felices, ser fieles a nuestra esencia, ser libres. Si buscan un espacio de libertad, correr es la respuesta.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

La Deportista realizó un entrenamiento especial en Parque Lezama

El grupo realizó un entrenamiento especial de cuestas y escaleras como parte de la pre temporada 2021

Publicado

el

El Grupo de Entrenamiento La Deportista realizó un entrenamiento especial de cuestas y escaleras en el Parque Lezama, como parte de la pre temporada 2021. Los alumnos entrenaron a pesar del gran calor y se sumaron para seguir ganando entrenamiento en este 2021 distinto.

Empezá el 2021 corriendo con La Deportista

La Deportista es un grupo de entrenamiento mixto para todas las edades y niveles fundado en 2009 por Laura Urteaga, quien un año antes fue representante argentina en el Mundial de Triatlon en EE.UU. Del mismo, surgieron cientos de corredores amateurs que de apenas caminar algunas cuadras pasaron a correr hasta maratones. También, gracias al trabajo, ímpetu, generosidad y conocimiento de su fundadora, se fundaron –en estos trece años- una decena de grupos de entrenamiento en toda la ciudad de Buenos Aires.

Quienes deseen más información pueden comunicarse con La Deportista, pueden enviarle un whatsapp a la profesora Romina Molinari al 1163366404. En 2021, La Deportista Running Team entrena en el Parque Chacabuco de lunes a sábados por la mañana y por la tarde. Consultar horarios, disponibilidad y clase de prueba.

NT

Sigue Leyendo

Actualidad

Empezá el 2021 corriendo con La Deportista

La Deportista es un grupo de entrenamiento mixto para todas las edades y niveles fundado en 2009 por Laura Urteaga

Publicado

el

Tras meses de encierro, con todo lo que ello significa para la salud física y mental, poco a poco más actividades comienzan a adaptarse a esta “nueva realidad”, como lo hizo el Grupo de Entrenamiento La Deportista que, bajo estrictos protocolos sanitarios, volvió a correr en Parque Chacabuco. La temporada 2021 comenzó fuerte, con una gran demanda.

La Deportista es un grupo de entrenamiento mixto para todas las edades y niveles fundado en 2009 por Laura Urteaga, quien un año antes fue representante argentina en el Mundial de Triatlon en EE.UU. Del mismo, surgieron cientos de corredores amateurs que de apenas caminar algunas cuadras pasaron a correr hasta maratones. También, gracias al trabajo, ímpetu, generosidad y conocimiento de su fundadora, se fundaron –en estos trece años- una decena de grupos de entrenamiento en toda la ciudad de Buenos Aires.

Conocé las propiedades y beneficios del orégano

“La vuelta al parque fue un respiro de aire puro para todos los que vivimos encerrados y ayuda muchísimo para despejarse, el volver a ver a los compañeros de entrenamiento por más que no los puedas saludar con un abrazo. Antes nos veíamos en el zoom a través de una pantalla y encontrarse después de meses en persona ayuda muchísimo al ánimo y a la cabeza, y, como todo trabajo en grupo, estar con otra persona siempre colabora en el rendimiento”, sostiene la profesora Romina Molinari.

Esta vuelta gradual al espacio verde se dio por pedido de los mismos alumnos que poco a poco se van sumando. “No nos tomamos vacaciones , dado que la temporada 2021, empezó muy fuerte. Hay muchas ganas de correr”, explica.

En el protocolo de los nuevos entrenamientos incluye el uso constante del tapabocas – menos cuando se ponen a trotar”-, no utilizar elementos deportivos que brinde el profesor y tampoco compartir botellas de agua. Aunque estamos al aire libre, respetamos la distancia social. Somos un grupo y nos cuidamos entre todos”, detalla Molinari.

Investigación científica asegura que caminar todas las semanas aumenta la expectativa de vida

“En La Deportista, vienen a correr vecinos de los barrios de Flores, Caballito, Almagro y Parque Chacabuco principalmente y se arman, con el correr de los meses, un grupo sostenido de amistad, solidario, buena onda”, sostiene Paula, otra de sus profesoras.

La Pista de Atletismo del Parque Chacabuco es de calidad profesional. Se trata de la primera pista de material sintético con características profesionales en un espacio público porteño. Tiene 400 metros de longitud y 8 andariveles, con una superficie de tartán que es la más adecuada para practicar el atletismo y que la convierte en una de las pistas profesionales más modernas del país.

Los mejores ejercicios para ganarle la batalla a la “pancita” y marcar los abdominales

Quienes deseen más información pueden comunicarse con La Deportista, pueden enviarle un whatsapp a la profesora Romina Molinari al 1163366404. En 2021, La Deportista Running Team entrena en el Parque Chacabuco de lunes a sábados por la mañana y por la tarde. Consultar horarios, disponibilidad y clase de prueba.

NT

Sigue Leyendo

Facebook

Noticias más leídas

Copyright © 2012 La Deportista | Running Team.